Un nuevo atentado deja más de 40 muertos en PakistánChina condena a muerte a seis uigures por los sucesos de julio

  • El ataque se produce en la zona que fue escenario de una ofensiva militar en julioLos disturbios interétnicos causaron varios cientos de víctimas en Xinjiang

Al menos 41 personas, la mayoría civiles, murieron ayer y otras 45 resultaron heridas en un nuevo atentado suicida registrado en el norte de Pakistán, tan sólo un día después de que el Ejército pusiera fin a un asalto talibán a su cuartel general de Rawalpindi, cerca de Islamabad.

El ataque tuvo lugar en las proximidades de un mercado del distrito de Shangla, situado en la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP), e iba dirigido contra un convoy que pasaba por un puesto de control. El ministro de Información provincial, Mian Iftikhar Hussain, cifró en 41 los muertos y en 45 los heridos a causa de la explosión, según el canal de televisión privado Dawn.

Los heridos fueron trasladados a un hospital cercano y las fuerzas de seguridad acordonaron la zona y decretaron un toque de queda para investigar el atentado.

Shangla forma parte de la provincia de Malakand, donde el Ejército dio por concluido en julio el grueso de una gran operación contra los insurgentes talibanes.

China condenó a muerte a seis miembros de la minoría uigur y a un séptimo a cadena perpetua por los sangrientos disturbios vividos a comienzos de julio en la región noroccidental china de Xinjiang, informó la agencia estatal Xinhua.

Las condenas a muerte fueron las primeras impuestas por los disturbios entre miembros de la minoría musulmana uigur y chinos de la etnia han, mayoritoria, y los consiguientes actos de venganza, que dejaron 200 muertos.

El tribunal de Urumqi declaró a los acusados culpables de asesinato y en parte de provocar incendios y de robo, añadió Xinhua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios