La diplomacia de EEUU intenta un nuevo acercamiento entre Rabat y el Polisario

  • Delegaciones de ambas partes se reúnen tras la tensión por el caso de Aminatu Haidar

Marruecos y el Frente Polisario celebrarán hoy una segunda reunión informal auspiciada por Naciones Unidas para reducir las tensiones causadas por el caso Aminatu Haidar y desbloquear el diálogo sobre el Sahara Occidental. La cita de dos días convocada por el enviado especial de la ONU, Cristopher Ross, a la que también asistirán observadores de Argelia y Mauritania, tendrá lugar en la pequeña localidad de Armonk, a 50 kilómetros de Nueva York.

El objetivo de la reunión es avanzar en la preparación de una quinta ronda del proceso de negociación que las dos partes iniciaron en 2007 en Manhasset (Nueva York), pero que desde hace casi dos años permanece estancado. La delegación marroquí estará encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi Fihri, y la del Polisario por el presidente del Parlamento saharaui, Mahfouz Weld Biba.

El primer punto de la agenda de Ross es restaurar el ambiente de diálogo entre las partes con el que concluyó la primera reunión informal de agosto pasado en Viena, antes de que el caso Haidar aumentara las tensiones.

La expulsión a finales del año pasado de El Aaiún de la activista, a la que posteriormente Marruecos permitió regresar, originó un grave cruce de acusaciones entre Rabat y el Polisario. La irritación por este caso se unió al descontento de los saharauis por la detención de activistas que viajaron a los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia).

"La tensión sigue presente, ya que después de Viena no esperábamos que Marruecos actuara como lo hizo", dijo el representante del Polisario ante Naciones Unidas, Ahmed Bujari.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios