Un directivo del Bundesbank deja el cargo tras sus polémicas tesis sobre el islam

  • Thilo Sarrazin alertaba en un libro del peligro de islamización que se cernía sobre Alemania, criticaba la falta de integración de los musulmanes y que no aportaban nada a la sociedad germana.

Comentarios 5

El controvertido economista Thilo Sarrazin pidió ser relevado de su cargo de directivo del Bundesbank, el banco central alemán, tras la polémica desatada por sus tesis acerca del islam, que para muchas personas son xenófobas y racistas. Según anunció el Bundesbank, se ha llegado a un acuerdo con Sarrazin para que deje su cargo a finales de mes.

Sarrazin -autor del libro Alemania se desintegra, en el que plantea el supuesto peligro de islamización del país- dijo en Potsdam: "He pedido al presidente federal (Christian Wulff) que me libere del cargo de consejero del Bundesbank con fecha del 30 de septiembre". "El consejo del Bundesbank ha retirado las acusaciones de que yo me había expresado de manera discriminatoria contra extranjeros", subrayó Sarrazin, quien precisó que su retirada fue consensuada con los restantes miembros del consejo del banco.

Indicó que la cronología de los acontecimientos ha tenido gran importancia y que, según sus palabras, el consejo del Bundesbank retiró primero las acusaciones, seguidamente retiró ante el presidente de Alemania la solicitud de cese y es entonces cuando él pidió ser liberado del cargo. Sarrazin declaró ante la prensa que sufrió "presiones masivas" las últimas semanas y comentó que ha reflexionado si merece la pena "enfrentarse a toda la clase política alemana. Una situación así no la aguanta nadie a la larga."

En su libro Alemania se desintegra, presentado la semana pasada, Sarrazin pronostica una decadencia paulatina de Alemania, debido a la influencia de los inmigrantes musulmanes. Además, sugiere que los musulmanes no han aportado nada a la sociedad alemana y que, por el contrario, se han limitado a beneficiarse de su sistema social. Atribuye las dificultades de los inmigrantes musulmanes a la hora de integrarse en el mercado laboral alemán a la falta de disciplina e inteligencia y llega a sugerir que esto es "hereditario". Asimismo, en el panorama apocalíptico dibujado en su libro, los musulmanes, por su mayor tasa de natalidad, llegarían a convertirse en el grupo mayoritario en Alemania.

Estas tesis generaron irritación en todas las formaciones políticas alemanas, para empezar en el Partido Socialdemócrata (SPD) al que pertenece, aunque, según diversas encuestas, muchos ciudadanos comparten parte de sus posiciones. El SPD ha abierto un proceso para expulsarle de sus filas y el Bundesbank también había solicitado al presidente federal, Christian Wulff, que relevase a Sarrazin de su cargo.

Sin embargo, esto último presentaba problemas jurídicos, pues un miembro de la cúpula del Bundesbank sólo puede ser destituido en caso de cometer un delito o de dañar gravemente la imagen de la institución. Pese a que muchos argumentaban que la última premisa se cumplía con las tesis de Sarrazin, otros muchos sostienen que sus opiniones son una cuestión personal que no tiene nada que ver con su trabajo en el Bundesbank. Además, Wulff, en quien debía recaer la decisión final, había sugerido que era partidario de la destitución, con lo que podía considerarse que había prejuzgado en el caso Sarrazin. Desde la oficina del máximo mandatario alemán, un portavoz comunicó que Wulff aceptaba la petición para la retirada voluntaria de Sarrazin y que celebraba el acuerdo alcanzado entre el interesado y el consejo del Bundesbank, cuyos detalles se desconocen.

El 2 de septiembre, el consejo del Bundesbank pidió por primera vez en su historia al máximo mandatario alemán el cese de uno de sus miembros por considerar que las tesis de Sarrazin sobre la falta de integración en la sociedad de una parte de los inmigrantes de origen musulmán ponía en entredicho la imagen de la institución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios