El futuro director de la CIA reitera que simular el ahogamiento es tortura

  • Panetta asegura que EEUU no enviará prisioneros a países donde puedan ser torturados

El director designado de la CIA por el presidente estadounidense, Barack Obama, Leon Panetta, se comprometió el jueves a no transferir a prisioneros en poder de Estados Unidos a otros países para que allí sean torturados y calificó de tortura la simulación de ahogo. "Según los términos del decreto publicado por el presidente, está prohibido enviar a alguien al extranjero para que sea torturado en un país que viola nuestro valores humanos", declaró asegurando que la Agencia de Inteligencia estadounidense no recurrirá más a esta práctica.

Panetta hizo estas declaraciones durante una audiencia ante una comisión senatorial que debía confirmar su nombramiento.

La simulación de ahogo, una táctica conocida como el submarino, empleada por la CIA durante interrogatorios bajo el Gobierno de de George W. Bush, es considerada como tortura, agregó.

"Creo que la simulación de ahogo es tortura y que es una mala práctica", afirmó Leon Panetta, un detractor de la tortura.

Dijo también estar convencido que la CIA podía cumplir su misión "respetando la ley".

"Estaremos atentos a asumir nuestras responsabilidades en el respeto de la ley y de la Constitución", subrayó.

Panetta recordó que la CIA había sido objeto de críticas por haber denunciado la presencia de armas de destrucción masiva en Iraq, y por sus métodos controvertidos de encarcelamiento y de interrogatorios. "Voy a hacer que esta era quede olvidada para siempre", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios