Un implicado en los atentados en Bombay vivía en Barcelona

  • Las autoridades de Islamabad admiten por primera vez que "parte" de la matanza se planeó en Pakistán

El Gobierno paquistaní admitió ayer por primera vez que "parte" de la masacre terrorista de Bombay fue planeada desde su territorio, una declaración que la India vio como un paso "positivo" en la relación entre las dos potencias nucleares del sur de Asia. Un ciudadano paquistaní detenido en su país por su presunta vinculación con la serie de atentados actuó al parecer desde España, según reveló Rehman Malik, el ministro del Interior paquistaní en Islamabad.

Malik señaló que Javed Iqbal se encargó de coordinar la comunicación por Internet entre los atacantes que actuaron en Bombay y sus instructores en Pakistán. "Vivía en Barcelona. No me pregunten cómo lo traje aquí, pero fue atraído a Pakistán. Fue arrestado y ahora se encuentra con nosotros", añadió Malik.

Iqbal no sería el único implicado: Malik aseguró que el sospechoso "dio algunos nombres más" y que Pakistán solicitó al Gobierno español la detención de esas personas.

Malik, reconoció también que el "supuesto cerebro" de la operación es Zakiur Rehman Lakhvi, comandante del grupo islamista Lashkar-e-Toiba (LeT), al que Nueva Delhi responsabiliza del asalto terrorista en Bombay, que dejó 179 muertos.

Malik anunció que los tribunales del país han abierto un proceso a instancias del Gobierno para perseguir a los culpables de "actos de terrorismo" y "cibercrimen" en relación con los ataques de Bombay, aunque instó a Nueva Delhi a facilitar más pruebas para avanzar en el caso.

Según el ministro, las autoridades han identificado por el momento a ocho sospechosos de estar vinculados con la organización del atentado, todos ellos paquistaníes.

Malik explicó que seis de ellos ya han sido detenidos y algunos de ellos "pertenecen al LeT", grupo islamista contra el que las fuerzas de seguridad paquistaníes lanzaron una operación a principios de diciembre.

Entre los arrestados, además de Lakhvi, el supuesto cerebrode la masacre, se halla otra "importante" figura en la organización de los ataques, Hamad Amin Sadiq, a quien sin embargo no ligó a ningún grupo en concreto.

"Parte de la conspiración tuvo lugar en Pakistán y parte en la India. Dos individuos que desempeñaron un papel muy importante están bajo nuestra custodia", abundó.

La operación terrorista, que incluyó el asalto a dos hoteles de lujo, un centro religioso judío y una estación de trenes, contó con apoyo financiero, logístico y de comunicación desde otros países, entre ellos Italia y Austria, según la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios