Un informe hace corresponsable a Mubarak de los muertos en la revuelta

  • La comisión judicial que ha investigado los hechos cifra los fallecidos en 843 manifestantes, 26 policías y 189 reclusos · Los hijos del ex presidente organizaron la llamada "batalla de los camellos"

El derrocado presidente de Egipto Hosni Mubarak es corresponsable de la muerte de 846 personas durante la revuelta contra su régimen, según concluyó la comisión judicial que ha investigado los hechos durante la revolución en el país norteafricano.

"La orden de disparar contra los manifestantes fue sólo posible con su consentimiento", citan los medios de El Cairo al secretario de la comisión, el juez Omar Marwan. "El uso de armas de fuego duró varios días y Mubarak no llevó a nadie ante la Justicia por usar munición real", añadió el magistrado.

La comisión encargada por el consejo militar que gobierna el país ha publicado un informe de 400 páginas que investiga las medidas que el régimen de Mubarak tomó durante los 18 días que duraron las protestas en El Cairo y otras ciudades egipcias.

Para ello ha conversado con más de 17.000 funcionarios, policías, manifestantes y otros testigos. Además, se han analizado más de 800 videos y fotos de aficionados.

El documento, cuyo contenido fue difundido por el diario estatal Al Ahram en su versión digital en inglés y que abarca desde el 25 de enero hasta el 16 de febrero, señala que, además de los 846 "mártires" muertos, fallecieron 26 policías y 189 reclusos. También resultaron heridos treinta agentes policiales y 263 presos.

El pasado 22 de marzo, una comisión del Consejo de Derechos Humanos egipcio calculó en 685 muertos y más de 5.000 heridos las víctimas durante la revolución, que concluyó el 11 de febrero con la renuncia del presidente Hosni Mubarak.

El texto destaca que la revolución de Egipto "extrajo lo peor de un régimen que estaba luchando con uñas y dientes para mantenerse en el poder" y subraya que debido a todos los rumores que circularon por esas fechas se creó el comité de investigación para reunir pruebas y probar los hechos, según Al Ahram.

El informe confirma que "la Policía egipcia usó munición contra los manifestantes el 28 y el 29 de enero".

También hace mención a la conocida como "la batalla del camello", ocurrida el 2 de febrero, cuando miles de partidarios del régimen de Mubarak irrumpieron en la plaza Tahrir de El Cairo, apoyados por jinetes montados a caballo y en camellos que entraron a galope en la plaza para dispersar a los manifestantes.

El texto apunta a los dos hijos de Mubarak, Alaa y Gamal, al expresidente de la cámara alta del Parlamento, Safuat al Sherif, al abogado Mortada Mansur y al empresario Ibrahim Kamel como supuestos artífices de esa batalla.

Respecto a la fuga de miles de presos de las cárceles egipcias durante la revolución, el documento agrega que, de acuerdo con vídeos visionados por el comité, las puertas de varias prisiones fueron abiertas por las propias fuerzas de seguridad.

Aun así, matiza que hubo presidios que fueron abiertos por elementos externos que no han sido identificados.

La comisión de juristas, encabezada por el expresidente del Tribunal de Casación Adel Qura, recomienda la elaboración de una nueva Constitución que garantice la democracia; la emisión de normas que criminalicen cualquier discriminación política, racial y religiosa y la revisión del sistema educativo, los impuestos aplicados a empresarios y las leyes que limiten las libertades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios