Los liberales alemanes cambian de líder para intentar superar su crisis

  • El ministro de Sanidad, Rösler, sustituye al de Exteriores, Westerwelle, al frente del partido

El ministro alemán de Sanidad, Philipp Rösler, asumirá en mayo la jefatura del Partido Liberal (FDP) en sucesión de Guido Westerwelle, en un intento de superar la crisis que atraviesa el socio minoritario en la coalición de la canciller Angela Merkel.

"Mi candidatura a la Presidencia del partido sólo puede ser un comienzo para que el FDP vuelva a ganar credibilidad. No creo que para ello debamos reinventar nuestro programa sino asumir con más decisión nuestra identidad liberal", dijo Rösler, médico de 38 años, al anunciar su disposición a convertirse en jefe de la agrupación.

En los ministerios no habrá cambios. Rösler seguirá al frente de la cartera de Sanidad -una de las que más problemas suele causar a sus titulares en Alemania- y Westerwelle continuará como jefe de la diplomacia, según anunció el propio Rösler al hacer un resumen de la reunión que sostuvo ayer la cúpula del partido.

"Le hemos agradecido a Westerwelle su trabajo de los últimos diez años y le hemos pedido que siga al frente del Ministerio de Exteriores, a lo que él ha accedido en medio de aplausos. Con ello, este tema está liquidado", dijo Rösler.

No obstante, en la jerarquía habrá un cambio pues Rösler, según él mismo subrayó, asumirá el cargo de vicecanciller.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios