Cuatro marines mueren tiroteados en oficinas militares de Estados Unidos

  • El autor de los disparos también murió, abatido por la Policía, después de atacar varias instalaciones desde su coche

Cinco personas murieron ayer en la localidad de Chattanooga, en el estado de Tennessee, después de que un hombre aún no identificado abriera fuego en las inmediaciones de instalaciones del Ejército estadounidense, entre ellas una oficina de reclutamiento. En el ataque perdieron la vida cuatro militares. Él otro fallecido es el autor de los disparos, que fue abatido por agentes de policía.

Según algunos medios locales, la agresión no fue en un solo lugar, sino que se repitió en varios puntos de Chattanooga, a los que el atacante se dirigió en su automóvil. Una testigo declaró a la emisora CNN que un hombre había disparado desde un coche y luego continuó su camino para seguir disparando contra más dependencias militares. El Chattanooga State College, cercano al lugar del hecho, también alertó en Twitter de los disparos fuera del campus y llamó a los estudiantes a no abandonar el edificio y cerrar las puertas. El alcalde, Andy Berke, escribió en Twitter "Terrible episodio en nuestra comunidad".

Fuentes del Ejército no precisaron el motivo del ataque. Las autoridades no descartan nada, incluido un posible caso de "terrorismo interno". "No se ha determinado si fue un acto de terrorismo o un acto criminal", indicaron fuentes del FBI. La Fiscalía prefiere concebirlo como un acto de "terrorismo doméstico" hasta que se demuestre lo contrario.

"Un ataque en casa, en nuestra comunidad, es insidioso y inconmensurable", afirmó el secretario de la Marina, Ray Mabus, en un comunicado. El jefe de la policía local, Fred Fletcher, dijo que el ataque contra los marines fue "brutal y descarado". El atacante, que actuó según todos los indicios en solitario, iba fuertemente armado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios