La muerte de un palestino desata graves disturbios en Jerusalén Este

  • Los enfrentamientos se iniciaron cuando la Policía israelí entró en la Explanada de las Mezquitas, donde árabes tiraban piedras a judíos que rezaban allí · El suceso añade más tensión cuando el proceso de paz se tambalea

Un vigilante de colonos israelíes mató a un palestino, provocando enfrentamientos que dejaron ayer alrededor de 20 heridos en Jerusalén Este, en momentos en que el proceso de paz corre el riesgo de fracasar por la prosecución de la colonización.

La Policía israelí entró en la Explanada de las Mezquitas después de que palestinos comenzaran a "tirar piedras" contra judíos que rezaban allí, según ésta. La explanada es el tercer lugar santo del islam y se encuentra junto al Muro de las Lamentaciones, sitio más sagrado del judaísmo.

Varias personas resultaron heridas en los enfrentamientos entre manifestantes palestinos que lanzaban piedras y policías israelíes que disparaban balas de caucho, constataron periodistas de la agencia AFP. La Policía arrestó a ocho palestinos, según la radio militar.

Los enfrentamientos cesaron al caer la noche, indicaron testigos y la Policía. Horas antes, en la madrugada de ayer, un vigilante israelí había matado a balazos a un palestino, Samir Serhan, de unos 30 años, en el barrio de Silwan, donde a menudo se producen enfrentamientos entre varias decenas de colonos instalados en algunas casas y unos 12.000 habitantes palestinos.

"Nos despertaron ruidos de disparos sobre las 04:00 y, cuando bajamos, encontramos el cadáver de Samir que yacía en la escalera", dijo el primo de la víctima.

"Un vigilante encargado de proteger a los residentes judíos del barrio disparó con su pistola después de haber sido apedreado en su coche", declaró el portavoz Policial israelí, Micky Rosenfeld.

El vigilante fue interrogado y puesto en libertad, indicó la radio militar.

Para la Autoridad Palestina, "seguir instalando colonos fuertemente armados en barrios palestinos conlleva provocaciones y violencia diaria contra palestinos desarmados y sin defensa".

Según Hamas, que se opone a las actuales conversaciones directas palestino-israelíes, esta muerte "revela las intenciones dañinas del Gobierno de ocupación que usa las negociaciones para encubrir mejor sus crímenes"

En Silwan está prevista la construcción de un parque arqueológico bíblico que ha creado polémicas. En junio, la alcaldía autorizó ese proyecto, cuya gestión fue confiada a una asociación ultranacionalista que alienta la colonización judía en Jerusalén Este.

El sector Este de la ciudad, ocupado desde junio de 1967 y cuya anexión por Israel no es reconocida por la comunidad internacional, no está involucrado en la moratoria sobre la construcción en las colonias de Cisjordania, que expira a fines de este mes.

Por su parte, el Cuarteto para Oriente Próximo (Estados Unidos, la Unión Europea, la ONU y Rusia) exhortó el martes a Israel a prolongar esta moratoria parcial e instó ambas partes a "encontrar el medio de garantizar la continuación constructiva de las negociaciones".

La moratoria parcial expira en principio este domingo, aunque el Ejército israelí fijó por su parte el plazo del 30 de septiembre. Por otro lado, el asalto del Ejército israelí contra la flotilla humanitaria que en mayo intentó romper el bloqueo de Gaza, y en el que murieron nueve activistas turcos, fue "desproporcionado" y de una "increíble e innecesaria violencia", según el informe difundido ayer por la misión de investigación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"El ataque conllevó un nivel inaceptable de brutalidad, una conducta que no puede ser justificada sobre bases de seguridad u otras", señala el informe, que será debatido la próxima semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios