El presidente afgano confirma que el mulá Omar murió en 2013

  • El líder talibán falleció en Pakistán. Los talibanes no se han pronunciado sobre las informaciones afganas.

Comentarios 3

Afganistán anunció este miércoles la muerte del líder de los talibanes, el mulá Omar, en 2013 en un hospital de Pakistán, en momentos en que se inicia un proceso de diálogo entre el Gobierno y los insurgentes para poner fin a un conflicto de casi 14  años.

Tras un día de conjeturas, informaciones filtradas a la prensa y una rueda de prensa sin desmentidos ni confirmaciones, en horas de la tarde el propio presidente afgano, Ashraf Gani, confirmó oficialmente la versión de la muerte del hombre más buscado del país. "El Gobierno de la República Islámica de Afganistán, basándose en información creíble, confirma que el líder de los talibanes, el mulá Omar, murió en abril de 2013 en Pakistán", dijo Gani en la red social Twitter.

El portavoz del Directorio Nacional de Seguridad (NDS), Abdul Hassib Sediqi, había informado previamente de que la muerte del líder insurgente ocurrió en un hospital de la ciudad paquistaní de Karachi, en el sur. "El mulá Omar estaba enfermo y fue hospitalizado hace dos años y cuatro meses en un hospital cercano a la ciudad de Karachi. Murió en el hospital, pero no sabemos si falleció por una enfermedad o por otro motivo", agregó. "Teníamos esta información desde hace dos años, pero ahora es más fiable", dijo Sediqi, quien anunció que difundirá más datos en los próximos días.

Las informaciones sobre el deceso del líder talibán se habían multiplicado en los últimos meses. El pasado jueves, el grupo insurgente Fidai Mahaz, escindido de los talibanes, publicó en su página web un comunicado en el que el líder de la formación, Qari Hamza, aseguraba que el mulá Omar fue "martirizado" hace dos años. Un ex ministro talibán detalló a Tribune Express, un diario de Pakistán, que el jefe talibán pereció de tuberculosis y que su cadáver fue identificado por su hijo y enterrado en territorio afgano. En abril, los talibanes difundieron a través de internet la primera biografía oficial del mulá Omar, desmintiendo su muerte en un insólito gesto.

En esta ocasión, sin embargo, los talibanes han guardado silencio desde que esta mañana se produjeron filtraciones de la noticia. La confirmación del fallecimiento se produce en pleno acercamiento entre el Gobierno afgano y el grupo insurgente tras más de 13 años de guerra. Los talibanes difundieron a mediados de julio en su página web un supuesto mensaje de su líder en el que éste avalaba las negociaciones de paz con el enemigo diciendo que no están prohibidas por el islam. Gani agradeció días después al mulá Omar que abriese la puerta a los "esfuerzos políticos" para alcanzar la paz.

El mulá Omar creó el grupo talibán en 1994 en plena posguerra del conflicto afgano-soviético y gobernó Afganistán con mano de hierro entre 1996 y 2001, año en que la invasión estadounidense acabó con su régimen por dar cobijo a Osama Ben Laden, líder de la red Al Qaeda, que atentó contra las Torres Gemelas. Desde entonces, había estado en paradero desconocido.

En el Emirato Islámico de Afganistán, como los talibanes renombraron el país, el mulá Omar impuso una rígida interpretación de la ley islámica y trató de recrear el modo en que vivió el profeta Mahoma hace 1.400 años. En un comunicado al respecto del deceso, el Gobierno de Afganistán destacó que "el terreno para las conversaciones de paz está más allanado que antes" y, por ello, pidió "a todos los grupos opositores armados que aprovechen la oportunidad para unirse al proceso de paz". El Gobierno y representantes talibanes mantuvieron el 7 de julio en Pakistán su primera reunión oficial, tras encuentros informales en Catar y Noruega en meses anteriores, y se prevé que en los próximos días se produzca una segunda reunión. "Los debates y preparaciones para la siguiente ronda del diálogo de paz de Afganistán aún continúan", aseguró un portavoz de Gani, Zafar Hashimi, para añadir que ya se han fijado el lugar y la fecha de la segunda reunión, aunque no entró en detalles.

Un miembro del Alto Consejo de Paz afgano que prefirió mantener el anonimato manifestó que ese segundo encuentro tendrá lugar probablemente el viernes en Pakistán, aunque "la decisión todavía no ha sido anunciada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios