El régimen de Teherán multiplica sus tentáculos sobre Afganistán

  • Los iraníes se están introduciendo de manera sigilosa pero persistente en la reconstrucción, la educación y las mezquitas · Se trata de una operación a largo plazo para sustituir a Estados Unidos

La implicación de Irán en la reconstrucción de Afganistán es muy elevada pero, para muchos observadores, tras una fachada de cooperación se esconde la voluntad por influir en la política local y orientarla hacia el antiamericanismo.

En el escenario se halla la retirada completa del país asiático de las tropas de EEUU y la OTAN, prevista para 2014, aunque Washington persigue sellar un acuerdo estratégico con Kabul para proseguir en el país con otro formato después de ese año.

Las autoridades iraníes, acusadas de apoyar a secciones de la insurgencia talibán, son reacias a esa alianza y han redoblado sus esfuerzos por evitar que la iniciativa tome cuerpo.

"Irán se opone rotundamente a que los gobiernos de Afganistán y Estados Unidos firmen un acuerdo estratégico", aseguró a Efe un miembro del Consejo afgano de Paz, Arsala Rahmani, que fue viceministro durante el régimen talibán que Washington derrocó en 2001.

Aunque no citó a los iraníes, Rahmani explicó que en su última reunión con representantes talibanes, ocurrida en la ciudad iraní de Mashad, los insurgentes parecían estar siendo convencidos para no negociar con Washington en el marco de un proceso de paz.

La opción del diálogo se ha reavivado recientemente con el plan -respaldado por Estados Unidos- de crear una oficina talibán en el emirato de Qatar, aunque Rahmani argumentó que "Irán no dejará a los insurgentes unirse al proceso de negociación".

Otras fuentes apuntaron que el régimen de los ayatolás también trata de "imponer su agenda" en las instituciones políticas afganas. "Irán dispone de una fuerte red secreta para la que cuenta con un montón de dinero", subrayó la diputada afgana Fauzia Kofi.

En declaraciones a Efe, Kofi mantuvo que su objetivo principal ahora es "orientar el voto" de los parlamentarios afganos contra el pacto con Washington, para lo cual las autoridades iraníes están siendo "muy activas".

A esta opinión se sumó la también diputada Shukria Barakzai, que dirige el comité de Defensa, quien fue más allá y tachó de "veneno" esa influencia, para la que, dijo, Irán "dedica millones de dólares".

"Irán es un veneno; ha afectado a todos lo órganos gubernamentales y no gubernamentales", declaró a Efe Barakzai.

Según las fuentes consultadas, Teherán está aumentando su cooperación económica en Afganistán, donde se encuentra presente a través de ONG, en el sistema educativo, en los medios de comunicación y otras esferas de la sociedad civil.

Esta contribución es bastante evidente en el plano académico, con la puesta en marcha de las universidades de Payame Noor y Al Musafa, fundadas por Irán y que cuentan cada una actualmente con más de 1.500 estudiantes de Derecho o Literatura.

También la mezquita y universidad de Kahtemul Nabieen, situadas en el oeste de Kabul, reciben fondos iraníes y suelen atraer en especial a miembros de la corriente islámica chií, mayoritaria en Irán pero minoritaria en Afganistán frente a la suní.

El régimen iraní mantiene, de hecho, una relación especial con la comunidad étnica hazara, adscrita a la rama chií.

Los tentáculos de Irán alcanzan al pujante sector de la comunicación, que en una década ha evolucionado de forma vertiginosa.

"Los canales de televisión Tamadun, Negah, Farda, Noor y la agencia de noticias afgana Sadaye apoyan directamente a Irán, y difunden noticias en contra de la OTAN", explicó una fuente del Ministerio afgano de Información, bajo condición de anonimato.

"La propaganda de los medios iraníes se extiende sobre los medios afganos e internacionales en Kabul", agregó.

En los ámbitos religioso o económico, donde más se nota la influencia es en el oeste afgano, limítrofe con Irán, como en la provincia de Herat, con capital de mismo nombre.

"Gran parte de las infraestructuras de la ciudad están siendo suministradas por los iraníes, incluida la principal carretera que conecta la frontera con el centro de la provincia", dijo a Efe el jefe del departamento cultural de Herat, Wali Sha Bahra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios