La comisión que representa a Zelaya da por terminada la negociación con Micheletti

  • La crisis política hondureña permanece en punto muerto y sin visos de solución cercana

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dio por cerrado en la madrugada del viernes el diálogo con el régimen de facto que preside Roberto Micheletti para que se le restituya en el poder, informó una portavoz del derrocado mandatario, Mayra Mejía. "En este momento nosotros estamos dando por agotada, por terminada, esta fase", dijo a los periodistas Mejía, miembro de la comisión de diálogo de Zelaya.

Por su parte, un miembro de la comisión de diálogo de Micheletti, Armando Aguilar, al salir del hotel donde el diálogo se reanudó el pasado 7 de octubre, dijo a Efe que están "preparando una contrapropuesta".

Mejía indicó al respecto que la comisión de Zelaya ya habló con la delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) que acompaña el diálogo para que reciba la contrapropuesta de Micheletti. En opinión de Mejía, la restitución de presidente Zelaya "no estaba dentro de la voluntad política del régimen" de facto.

Subrayó que una nueva propuesta de Micheletti debe denotar "seriedad, una voluntad política de restituir al presidente Zelaya. Por lo tanto, el régimen golpista tendría que cesar, tendría que comenzar una nueva etapa".

"Si no se logra revertir el golpe de Estado, ninguna democracia en Latinoamérica puede estar a gusto porque van a encontrar el camino idóneo, sencillo: se da un golpe luego se blanquea con una elección", acotó Mejía.

El mandatario depuesto cumplió un mes refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, adonde llegó el 21 de septiembre tras burlar la fuerte vigilancia militar que ha desplegado el Gobierno de Micheletti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios