La América de los nativos desde Benalmádena

  • El Museo de Arte Precolombino cumple hoy 38 años con más de 700 piezas de origen mexicano y peruano, entre otros

Hoy el Museo de Arte Precolombino Felipe Orlando de Benalmádena cumple su 38 aniversario y por este motivo a lo largo del mes de mayo se van a realizar distintas actividades para celebrarlo. Este centro de arte, que es el primero de su categoría en Andalucía, tuvo como principal precursor al coleccionista Felipe Orlando, que falleció en el año 2001 el cual, según su viuda Marina Lara estaría muy orgulloso de que sus piezas de arte precolombino aún se sigan exponiendo: "Para Felipe su colección era lo más valioso que tenía. Nunca la quiso vender, pero quería que todos pudiéramos disfrutar de ella", afirma la viuda.

La colección, que ahora mismo la componen más de 700 piezas de origen mexicano, peruano, ecuatoriano y nicaragüense, se ha consolidado en los últimos tiempos. De hecho, la coleccionista Frost Koning acaba de renovar durante cinco años más el préstamo de figuras peruanas que conforman una de las bases de la muestra.

Lo que primero llama la atención de la muestra es la forma en la que está dispuesta, de manera que todos aquellos que visitan por primera vez el museo pueden ver esculturas atípicas como un pequeño perro sin voz, o una mujer amamantando a su hijo, que es un símbolo de fertilidad.

"El Museo de Felipe Orlando es el tercer museo español en importancia de esta tipo de piezas precolombinas, recibe alrededor de 14.000 visitas anuales. Además contamos con la mayor colección europea de Mujeres Bonitas,un tributo que rendían los antiguos nativos a la diosa de la fertilidad", explicó Marina Lara, que está totalmente vinculada al museo ya que también trabaja en él.

El centro ha pasado en los últimos años por varios altibajos, sobre todo tras la muerte de Orlando. De hecho permaneció cerrado durante tres años, desde 2002 a 2005 para que el Ayuntamiento pudiera remodelarlo de forma permanente y adaptarlo a las necesidades de cualquier museo contemporáneo, además de amoldarlo a las nuevas tecnologías.

A pesar de su enorme colección, es uno de los grandes desconocidos de la provincia y para solucionar esta situación realiza una serie de actividades paralelas, como es el caso del último programa que están llevando a cabo para cinco colegios de la zona: "Los alumnos de tercero y cuarto de Primaria nos visitan los miércoles. Nosotros queremos que aprendan jugando y por ello les damos charlas explicativas y les entregamos un cuaderno con actividades para que las hagan y de verdad comprendan todo lo que ven", comentó Carmen Arana, una de las trabajadoras del centro.

Sin embargo, el deseo de unir a los jóvenes de la zona no acaba ahí, puesto que la última actividad que están llevando a cabo es elegir la nueva mascota, a la que la concejalía de Cultura ha llamado I-Ben que ilustrará los nuevos folletos de las audioguías que se van a instalar en el edificio. Porque lo que los trabajadores quieren es que los benalmadenses se sientan orgullosos de la muestra: "Felipe decía que cuando visitó el pueblo por primera vez vio mucha magia en él y él quería devolverle parte de su embrujo con sus colección, que era lo más importante para él", explicó Marina.

Ahora, 38 años después de que Felipe Orlando pisara por primera vez Benalmádena, el Museo de Arte Precolombino quiere rendirle homenaje y por este motivo el próximo día 17, que coincide con el Día Internacional de los Museos, se va a organizar un concierto de la Coral Ciudad de Benalmádena. "Este es un año mágico, y por fin Felipe ha recibido el reconocimiento que merece", concluyó Marina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios