Antonio de la Torre: "Sería ideal una Academia de Cine Iberoamericana"

  • El malagueño, que rueda estos días a las órdenes de Pablo Berger, entregará uno de los Premios Platino

Se estrenó en 2014 en los Premios Platino con una nominación a mejor actor por su papel en Caníbal y ahora, dos años después, el actor malagueño Antonio de la Torre cruzará el charco a Uruguay para entregar uno de los galardones de la gala de los considerados Oscar iberoamericanos, el 24 de julio. "Es un honor para mí entregar un premio Platino para, de alguna manera, quizá contribuir con mi carrera a apoyar esta iniciativa", aseguró De la Torre, quien calificó estos galardones del séptimo arte como "un vehículo de promoción maravilloso" para la industria iberoamericana.

La tercera edición de los Premios Platino, que reconocen desde su creación en 2014 la "labor de divulgación del séptimo arte latinoamericano, portugués y español", será presentada por el español Santiago Segura, la uruguaya Natalia Oreiro y el mexicano Adal Ramones. De la Torre reconoció, entre risas, que todavía no sabe qué premio entregará en la gala que tendrá lugar en Punta del Este (Uruguay) y que, a pesar de que los "premios gordos" serán los destinados a mejor película, actor y actriz, no quiere "hacer de menos" a otras categorías. "A medida que voy creciendo profesionalmente me doy cuenta, por ejemplo, de la importancia del montaje en una película, la importancia de la banda sonora o del significado del sonido", explicó el intérprete.

El malagueño ve estos premios como un escaparate para mostrar "otra manera de hacer cine", al tiempo que matizó que para hacer este paralelismo con los famosos galardones de Estados Unidos sería "ideal que existiera una Academia de Cine Iberoamericana, donde los miembros fuesen socios y votaran". Asegura también "tener muchas ganas" de ir a los premios porque se celebran en un país en el que nunca ha estado y porque en la primera edición de los Platino, en los que fue nominado, aunque el galardón lo consiguió finalmente el mexicano Eugenio Derbez, no pudo ir por encontrarse en un rodaje en Australia.

De la Torre, que actualmente rueda junto a Maribel Verdú y José Mota una comedia "hipnótica" del director Pablo Berger, Abracadabra, alabó el cine iberoamericano y reconoció que "le volvería loco trabajar" en esa industria. Pero el actor se lamenta de que "por desgracia" el cine es un "business" y que la capacidad productora de un país europeo como España es mayor que en los países latinoamericanos. "Es muy difícil hacer cine y en Sudamérica debe ser una cuestión de supervivencia". "Los Platino son un esfuerzo para ir en este camino", recalcó De la Torre en ese mismo sentido. El intérprete, que se dio a conocer con la película Los peores años de nuestra vida, en 1994, entiende que estos premios son un "vehículo" para promocionar el séptimo arte de habla hispana y portuguesa, donde hay "grandes narradores de historias".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios