Descubren con rayos X una pintura de Van Gogh

  • Los científicos han conseguido una foto coloreada del retrato de una mujer, oculto tras el cuadro 'Parche de hierba'

Un equipo de investigadores de Holanda y Bélgica ha reconstruido con una exactitud sin precedentes una pintura del pintor holandés Vincent van Gogh (1853-1890), oculta tras su obra Parche de hierba (1887), mediante el uso de una nueva técnica que emplea rayos X aplicados con un acelerador de partículas. La Universidad de Tecnología de Delft (Holanda), que ha trabajado en cooperación con la Universidad de Amberes (Bélgica), ha anunciado que sus científicos han conseguido aplicar con éxito por primera vez esta técnica, que les ha permitido obtener una "foto coloreada" del retrato oculto de una mujer.

Los métodos que emplean rayos X para examinar las pinturas, como las radiografías convencionales, hasta ahora sólo llegaban a descubrir ciertas capas y tenían sus limitaciones. En este caso, los investigadores utilizaron un acelerador de partículas del instituto de investigaciones alemán DESY, con sede en Hamburgo, para aplicar un haz de rayos X sobre el cuadro y medir la fluorescencia de las capas de pintura, que son distintas según el elemento químico que contengan.

De esta manera consiguieron registrar individualmente los átomos de plomo, mercurio y otros componentes de los pigmentos, y se lograron que las capas superiores distorsionasen menos la pintura subyacente.

El método se empleó en el cuadro del maestro holandés "Parche de hierba", pintado en París en 1887 y propiedad actualmente del Museo de Kröller-Müller (Holanda).

La Universidad de Delft explicó que Van Gogh solía reutilizar lienzos para volver a pintar sobre ellos obras diferentes -los expertos consideran que hasta un tercio de sus primeras obras ocultan otras composiciones. Tras realizar investigaciones preliminares, los científicos descubrieron vagos trazos de una cabeza bajo las capas de pintura más superficiales.

Posteriormente, el pequeño pero intenso haz de rayos X aplicado con el acelerador de partículas permitió, después de escanear durante dos días una superficie de 17,5 por 17,5 centímetros, mostrar la imagen de la cabeza de una mujer.

La técnica utilizada permite identificar pigmentos de forma individual tras someter al cuadro original a ondas fluorescentes, lo que permite trasladar la información pictórica de la composición a un ordenador.

El equipo de investigadores pudo así reconstruir el retrato oculto con una precisión sin precedentes, en especial gracias a la medición de elementos como el mercurio y el antimonio presentes en los pigmentos que utilizó Van Gogh, que proporcionaron una foto coloreada del retrato.

La Universidad se muestra confiada en que esta nueva técnica permitirá a los historiadores del arte entender mejor la evolución del pintor, así como de otros muchos artistas que ocultaron obras al volver a pintar sobre ellas.

Grasgrond (Parche de hierba), que representa un prado y fue pintado por el artista en 1887 en París, pertenece a la colección del museo de arte Kröller-Müller de Otterlo (Holanda).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios