Farruquito retoma su carrera con 'Puro'

  • En el nuevo montaje, que se representará el 12 de septiembre en Sevilla, José Manuel Fernández actúa como único bailaor

Juan Manuel Fernández Montoya Farruquito presentó ayer el espectáculo Puro, con el que retoma su carrera artística tras su condena a tres años de cárcel en 2003 por el atropello mortal de un peatón. Su nuevo espectáculo se caracteriza porque en el escenario actuará como único bailaor.

"Tengo más ganas que nunca de bailar", manifestó en rueda de prensa en dos ocasiones el bailaor, que actúo con este espectáculo en Mallorca el 24 de julio y que pondrá en escena en el Auditorio Rocío Jurado el 12 de septiembre como colaboración especial con la XV Bienal de Flamenco de Sevilla.

Al ser preguntado si el público le juzgará sólo por su espectáculo o por sus problemas judiciales, el bailaor se ha limitado a contestar que "no estoy dentro de cada persona", tras lo cual el director de la Bienal, Domingo González, reiteró que la rueda de prensa era sólo para hablar del espectáculo y no de las cuestiones judiciales que afectan a Farruquito.

El bailaor, hijo y nieto de una saga de bailaores, matizó que espera ser acogido por el público sevillano "con las mismas ganas con las que yo voy a bailar".

Farruquito ha compuesto la música, las letras y la coreografía del espectáculo, de una hora y media de duración y en el que narra la historia del flamenco con un montaje en el que se incluyen proyecciones simultáneas de imágenes junto al baile.

Así, cuando se interpretan seguiriyas, se mostrarán imágenes de una fragua real en la que se hacen alcayatas gitanas, o cuando se abordan las alegrías, cuyo origen es Cádiz, se ve al propio artista con sus hermanos jugando en el mar.

Le ha llamado Puro, según explicó, porque "la pureza es la verdad, es lo que uno siente y es la fidelidad a uno mismo en cuanto a ser artista".

También supone una novedad en los montajes de Farruquito el hecho de incluir un piano, un violín y percusión para interpretar todos los palos del flamenco, lo que hará con un vestuario especial diseñado por los modistos sevillanos Vitorio y Lucchino.

El espectáculo, con precios que oscilan entre los 28 y los 130 euros para las entradas denominadas VIP, aporta como novedad en los montajes de Farruquito que es el único que actuará en el escenario, algo que le había pedido en varias ocasiones su hermano Farruco, aunque el elenco lo componen quince personas, según dijo.

Otra novedad de este montaje son las frases escritas por Manuel Molina y su hermano pequeño con reflexiones aportadas por Farruquito que abarcan diversos aspectos de la vida, como "la libertad o el perdón", puntualizó.

En Puro, el bailaor divide el espectáculo en "siete paradas", con nombres como Lluvia de ilusión, Sentencia, Sed soluble y Porque haya paz.

Tras anunciar que durante la Bienal ofrecerá clases magistrales de baile, Farruquito precisó que más que enseñar lo que hace es "sugerir" a los alumnos, a los que recomienda tener mucha disciplina porque "con cuatro pasos y mucho 'marketing'" no es suficiente para pisar un escenario.

El productor del montaje, Óscar Martos, explicó que procede del mundo de la ópera y que se ha embarcado en el flamenco porque "tiene todos los elementos para ser universal", por lo que está en negociaciones con festivales operísticos para llevar Puro como espectáculo complementario.

El bailaor, por su parte, resaltó que el flamenco también necesita las condiciones artísticas y técnicas de "gran categoría" que presenta la ópera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios