La 38 Feria del Libro abre una ventana a la diversidad del mundo editorial

  • Más de medio centenar de casetas se instalarán en el Paseo del Parque y 50 autores harán presentaciones de sus novedades · Antonio Martín Oñate inaugura la cita el jueves con el pregón

Una vez al año, desde hace ya casi cuatro décadas, el acto íntimo de leer se convierte en un acontecimiento público y compartido. Los libreros abre aún más sus puertas y salen al encuentro de los lectores, la editoriales muestran el trabajo que hacen de una manera más o menos callada y las instituciones apoyan con su presencia a autores que pueden mirar de frente a los que escrutan en silencio sus páginas. El próximo viernes comienza la Feria del Libro de Málaga, que celebra la edición número 38 con el orgullo de ser una cita consolidada que también aporta nuevas actividades. Encuentros de narración oral, talleres de creación literaria y ciencia ficción, un concierto de Javier Ojeda y Javier Colis en el Teatro Cervantes y proyecciones de cine son algunas de las novedades de una feria que cuenta con un presupuesto de 160.000 euros.

Diez intensos días plagados de presentaciones y actos paralelos pretenden servir de punto de encuentro entre los distintos sectores implicados en el heterogéneo ámbito editorial. "En el mundo del libro, quizás sólo el 30% son novelas y nosotros queremos reconocer esa diversidad", explica Juan Manuel Cruz, presidente de la Asociación de Libreros. Por ello, se prestará atención a la narrativa, pero también a la poesía, el ensayo, el cuento, la historia, el medio ambiente, la música, la gastronomía, el patrimonio más cercano y el arte. Más de 50 autores presentarán sus libros durante estos días, entre ellos Vicente Verdú, Javier Tomeo, Juan Madrid y Andrés Neuman.

"Una de las señas de identidad de esta feria es que procuramos que haya un equilibrio entre las consideradas primeras figuras y otras que no lo son", dice Cruz. "Además muchos autores de Málaga presentan sus obras y tienen ocasión de entrar en contacto con su público y eso también es importante", añade Francisco Argüelles, responsable de la Editorial Arguval y vicepresidente de la Asociación de Editores de Andalucía.

La mayor fiesta de las letras del año en la ciudad se iniciará con el pregón inaugural el próximo jueves (a las 20:00 en el Rectorado). Y el elegido para ello este año es Antonio Martín Oñate, que fue el "primer presidente de la Asociación de bibliotecarios andaluces y que cuenta con una larga trayectoria en favor del libro", considera Juan Manuel Cruz y añade que "conoce el libro de cerca, en la historia cotidiana de la ciudad". Francisco Argüelles será el encargado de presentarlo. "Es un hombre absolutamente comprometido que ha hecho mucho por el libro y la lectura y el sector tiene una deuda con él", afirma el editor. De mis lecturas vengo... es el título de la charla que ofrecerá Martín Oñate.

Hace ya dos ediciones que comenzaron los encuentros con los autores, pensados, sobre todo, para que escritores de narrativa infantil y juvenil respondan a las cuestiones planteadas por alumnos de 5º y 6º de Primaria. Y este año aumenta el número de participantes. También se han concebido encuentros de narración oral. "En el año de la interculturalidad, hemos querido contar con narradores de Perú, Venezuela, Japón, Camerún y España", subraya Cruz. Otra de las novedades es la suma del Teatro Cervantes a las actividades de la feria con la programación de un concierto que unirá sobre sus tablas a Javier Ojeda y Javier Colis. Ambos ofrecerán un recital de poemas musicados, acto que organiza el Instituto Municipal del Libro.

Las proyecciones de cine vuelven después de varios años y, en esta ocasión, se podrán ver El tren de Zhou Yu y Ábrete de orejas. Y la Biblioteca infantil cumple 20 años. Para celebrarlo la comisión organizadora de la feria ha realizado una importante inversión para renovar su mobiliario y ampliar sus fondos. El público infantil es fundamental para esta cita que también organiza teatro de marionetas, ludoteca, pequeteca, distintas animaciones y un pasacalles por el centro para invitar al paseante a acercarse al Parque.

"La de Málaga es una feria sin altibajos, no hemos fallado ni un sólo año y se ve la sintonía que existe entre todos", comenta Francisco Argüelles, refiriéndose a la participación de las principales instituciones públicas de la ciudad además de la implicación absolutamente decidida de la Universidad y otras empresas patrocinadoras, como Málaga hoy. "Creo que es imprescindible estar ahí, aunque no sea exclusivamente por el negocio", añade. Un total de 53 casetas, 47 de ellas de libreros, editoriales e instituciones, y seis para acoger actos y talleres, mostrarán las últimas novedades. "La Feria de Málaga no es Sant Jordi, que en un día venden el 20% de todo el año, aunque las ventas nos ayudan a pasar el mes", argumenta el presidente de la Asociación de Libreros. Sin embargo, para Cruz es de vital importancia estar ahí "para seguir demostrando al ciudadano que para nosotros leer es una actividad prioritaria". "No podemos renunciar al aspecto económico pero el 50% es implicación con el libro y el fomento de la lectura", concluye.

El libro que se va a regalar (a partir de un volumen de compra determinado) es Guía oficial de Málaga y su provincia, un libro escrito por Enrique Pérez López en 1903 y del que se ha realizado una edición facsimilar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios