Fina García Marruz gana el Reina Sofía de Poesía

  • La autora cubana, integrante del grupo Orígenes, se impone finalmente al escritor nicaragüense Ernesto Cardenal

La poeta cubana Fina García Marruz (La Habana, 1923) ha ganado hoy la XX edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, un galardón que constituye también un homenaje al grupo Orígenes, vertebrado por Lezama Lima, Eliseo Diego o Gastón Vaquero, como ha recordado el poeta Francisco Brines. Fina García Marruz, "la gran poeta secreta", como también la ha calificado Luis Antonio de Villena, miembro del jurado que falló hoy este galardón, es una de las voces más representativas de la poesía cubana, perteneciente a este grupo que revolucionó y modernizó la isla desde los años 40.

"Me he quedado sin palabras. No sé cómo agradecer este reconocimiento, que es también un reconocimiento a Orígenes", ha comentado la poeta cubana, en conversación telefónica, tras saber que había sido premiada con este prestigioso galardón, justo el día que cumple 88 años. García Marruz ha recordado su vinculación con España y en particular con Juan Ramón Jiménez y su esposa, Zenobia Camprubí, a quienes conoció en La Habana en 1936. "A ellos les debo haberme casado con quien me casé, se lo debo todo a Juan Ramón y a Zenobia", ha recordado la poeta.

Nacida en La Habana el 28 de abril de 1923, García Marruz se graduó en Ciencias Sociales y junto a su esposo y otros importantes intelectuales de la época, como José Lezama Lima, participó en la fundación de la revista Orígenes (1944-1956). Según confesó, sigue escribiendo poesía porque está "viva" y tiene varios libros inéditos que no fueron incluidos en la edición de sus obras completas en la isla, incluyendo textos antiguos y otros que han salido después de esa publicación. García Marruz dijo que ya no sale de Cuba por motivos de salud, pero no descartó que si puede y le alcanza la salud viaje a España a recibir el galardón.

"El grupo Orígenes sería el equivalente en influencia e importancia a la Generación del 27 en España", ha precisado el poeta Francisco Brines, ganador de la pasada edición del premio, miembro del jurado y uno de los grandes defensores de la candidatura de la cubana Fina García Murroz.

Y es que el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, uno de los galardones más importantes y prestigiosos de este género, dotado con 42.100 euros y que convocan conjuntamente Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca, sigue, como el Premio Cervantes, una ley no escrita por la que un año se premia a un escritor de España y al siguiente a uno del resto de Iberoamérica.

Así, este año, según ha explicado Luis Antonio de Villena, tocaba poeta de la otra orilla y, si fuera posible, que fuera mujer. "Todos los poetas que se presentan -ha precisado de Villena-, que son muchos, porque son presentados por muchas instituciones, son candidatos de primera fila. Y a la final de este premio, que es por mayoría, han llegado el nicaragüense Ernesto Cardenal y Fina García Marruz, y se ha tenido en cuenta también que las mujeres habían estado menos representadas".

Fina García Marruz fue esposa del poeta Cintio Vitier (1921-2009), también miembro del grupo Orígenes. Algunos miembros de este grupo convivieron con la revolución de Fidel Castro y otros se exiliaron, como Gastón Vaquero o Eliseo Diego. "A Fina se la puede considerar la poeta secreta, físicamente no se deja ver, es práctimamente invisible. Es la menos conocida del grupo Orígenes", ha explicado De Villena. "Su poesía es de una gran calidad y tiene una forma sencilla y elegante que transita por la espiritualidad cristiana", ha subrayado De Villena, al tiempo que ha comentado que Marruz tiene poemas en los que se habla de Cristo y otros del Che Guevara, algo que algunos interpretan como una concesión a la situación que vivía en Cuba.

Para el poeta valenciano Francisco Brines, superviviente de la generación de los 50 junto a Manuel Caballero Bonald, la poesía de la premiada es "culta, sencilla y a la vez inteligible". "Estoy, estamos, muy satisfechos de que este premio haya recaído en Fina y, por extensión, en todo el grupo de poetas cubanos de Orígenes", ha dicho.

El premio, que este año celebra su vigésima edición, y que reconoce el conjunto de una obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural español e iberoamericano, lo entrega cada año la reina Sofía en el Palacio Real, pero este año será en la Universidad de Salamanca, para celebrar este aniversario redondo.

Una cita que acontecerá a finales de octubre o diciembre, como recordó el presidente de Patrimonio Nacional, Nicolás Martínez-Fresno, también miembro del jurado junto con el ex director de la Academia de la Lengua, Víctor García de la Concha, en sustitución del actual director, José Manuel Blecua. Del jurado formaron también parte Soledad Puértolas, José Miguel Santiago Castelo, Jaime Siles, Carmen Posadas, Daniel Hernández Ruipérez, Petra Strien y Pilar Martín Laborda, entre otros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios