Gilbert & George trasladan su caleidoscopio británico al CAC

  • Los padres del arte irreverente inician en Málaga su periplo europeo con una serie de imágenes que cuestionan la religión, la raza, la sexualidad y el 'establishment'

Tras diez años sin exponer en España Gilbert & George han elegido el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga para mostrar su irreverencia. Hasta el 9 de mayo los padres del arte provocativo exhiben Jack Freak Pictures, su serie más extensa y ambiciosa realizada hasta el momento que viajará a seis países europeos. La religión, la raza, la sexualidad o las críticas al establishment británico constituyen la base de una exposición en la que los colores rojo, blanco y azul que simbolizan la bandera británica se erigen como ejes centrales.

Un total de 62 obras componen una exposición que pone en entredicho los valores sociales a través de una provocación irónica, de tinte cómico y los sentimientos patrióticos representados como símbolos de fanatismo y opresión. De gran astucia psicológica y visualmente violenta, Jack Freak Pictures constituye su creación más icónica. Completa la muestra la proyección en el Espacio 5 de una película, The World of Gibert & George, en la que los propios artistas son guionistas, directores y protagonistas, así como un documental titulado Tim Marlow with Gilbert & George.

Los propios G&G forman parte de su obra a modo de esculturas humanas. Su apariencia seria y tradicional contrasta con el carácter irreverente de su iconografía. Recurren a ellos mismos como medio para desarrollar su obra y, a partir de ahí, reproducen el mundo que han encontrado a la puerta de su casa en Fournier Street, al este de Londres.

La serie Jack Freak Pictures parte de un callejero de Londres (Hanbury Street Dance, 2008), de los árboles del patio de su casa (It Shall Be Written, 2008), de medallas que simbolizan orgullo o patriotismo (Bleeding Medals, 2008) para conformar enormes obras que recuerdan las vidrieras góticas o unos inmensos caleidoscopios dominados por motivos geométricos.

Su obra aborda la propia existencia del ser humano y ahonda en temas como la sexualidad, la raza, el sida, la muerte, la fe o la religión. En Christian England, 2008 un Jesucristo crucificado cubre sus genitales con la Union Jack aparece flanqueado por los artistas igualmente envueltos por la enseña británica. A pesar de ello, Gilbert & George no consideran que su actitud sea intolerante hacia la iglesia, para ellos no es más que la expresión de una opinión, una forma de luchar contra los parámetros establecidos tanto por el mundo del arte como por la sociedad en general.

El italiano Gilbert Proesch y el británico George Passmor comenzaron a trabajar juntos mientras ambos estudiaban en la St. Martins School of Art de Londres. Desde entonces han marcado una de las trayectorias más prolíficas y reconocidas del arte británico contemporáneo. Tanto es así, que se han convertido en los primeros artistas vivos del Reino Unido a los que la Tate Modern ha dedicado una muestra.

Habitualmente definidos como artistas pop, lo cierto es que su obra es difícil de etiquetar. Compendio de lo políticamente incorrecto, la técnica utilizada ha ido cambiando con el paso de los años: desde los rostros pintados y las singing sculptures a un sistema totalmente digitalizado en el que sólo la obra final adopta forma física. Un característico sistema de reja o paneles en el que siempre aparecen ellos representados.

G&G han realizado especialmente para el CAC una edición, de la que tan sólo hay 100 unidades (Deth Cult, 2009), cuya serie está a la venta en el mismo centro y en la web www.cacmalaga.org.

62

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios