Histrión Teatro regresa a Málaga con 'Desmontando a Isabel'

  • La obra de Luis Felipe Blasco Vilches, dirigida por Julio Fraga y protagonizada por Mari Paz Sayago, llega hoy al Centro Cultural Provincial

Pocos personajes ha dado la Historia de España tan ricos en episodios determinantes y tan capaces de albergar los más diversos matices como Isabel La Católica. La televisión y algunos empeños eclesiásticamente canonizantes han devuelto a la monarca a la actualidad, pero si en algún lugar reside su riqueza es en la amplia gama de interpretaciones, valoraciones y dictámenes que suscita. La compañía granadina Histrión Teatro decidió el año pasado poner sobre la mesa sus propios argumentos al respecto con un montaje, Desmontando a Isabel, que quedó en manos de un equipo clave en el teatro andaluz reciente: Luis Felipe Blasco Vilches escribió un revelador monólogo cuya puesta en escena dirigió Julio Fraga con la interpretación de la gran actriz Mari Paz Sayago, metida en la piel de la reina en un momento crepuscular, el año 1504, cuando recibe la confirmación de su pronta muerte y decide hacer balance. La pieza se estrenó el verano pasado en la Corrala de Santiago de Granada y hoy, por fin, después de un retraso demasiado prolongado, se representa en Málaga, en el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia (C/ Ollerías), a las 20:30.

Explica Julio Fraga (quien se encuentra justo ahora dando los últimos retoques a su película Seis y medio, con la que espera competir en el Festival de Málaga) que, si bien en los últimos años no han faltado visiones ni aproximaciones a Isabel La Católica, "la nuestra presenta a una reina cansada, que decide retirarse a sus aposentos para quedarse sola, cuando sabe que le queda poco tiempo de vida. Y entonces piensa en lo que ha podido hacer bien y en lo que ha podido hacer mal. Ponemos al personaje en una encrucijada en la que, a través de varios flashbacks, se enfrenta consigo misma. Recapacita entonces, justifica algunas de sus acciones más crueles, aunque fuese en nombre de Dios, pero al mismo tiempo comprende que quizá pudo haber tomado otras decisiones. Nuestra Isabel no es una santa: hizo cosas terribles y provocó mucho dolor a mucha gente. Pero sí es, ante todo, un ser humano. Debió reflexionar sin duda sobre ese dolor que otros sufrieron por su culpa, así como sobre su decisión de casarse con Fernando de Aragón en lugar de otros hombres a los que amó. Y ese ser humano es el que nos interesa".

Reflexiona Fraga sobre el prejuicio con el que la cultura española actual se asoma a la Historia del país: "Nos cuesta todavía muchísimo, a pesar de lo rica y diversa que es nuestra Historia. En eso, los ingleses nos llevan ventaja desde Shakespeare. No tienen ningún reparo en mostrar a sus antiguos reyes de una manera, digamos, comprometida, porque predomina el interés general por la Historia. Pero yo sí tengo claro que para hablar de nuestro presente hay que hablar del pasado. La expulsión de los sefardíes en el siglo XV no es un fenómeno muy lejano de intenciones políticas actuales como la devolución en caliente de los inmigrantes en la valla de Melilla. Pero, insisto, lo que más nos mueve aquí es el elemento humano que hay en Isabel La Católica. Seguro que en más de una ocasión, cerca del final, cuando llegó a esa edad en la que se pierde el miedo a decir las cosas, se paró a pensar y se preguntó: ¿Qué he hecho? Y, al mismo tiempo, siguió siendo Isabel La Católica hasta el último día". Este factor humano sale reforzado por el trabajo de Mari Paz Sayago, y Fraga se deshace en elogios hacia ella: "Es una actriz tremenda. La gente la conoce más por sus comedias, pero se hizo con el personaje en una semana. Además, hace un trabajo de expresión corporal brutal. Cuando aparece en escena, el público piensa lo que debían pensar los castellanos cuando veían a la reina: ¿Qué bicho es éste?"

Si en la anterior obra de Histrión, Juana, la reina que no quiso reinar, era la malograda heredera la protagonista, es ahora la madre del cordero la que toma las riendas. Humana, tan humana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios