Javier Ojeda: "Tuve que explicar músico por músico que el concierto se suspendía por discrepancias"

  • El cantante, organizador y presentador del evento, se lo comunicó así a los 25 artistas malagueños convocados · El alcalde y el presidente de la Fundación Málaga Cultural intentan minimizar la crisis interna

Comentarios 11

La fuerte división interna entre los dos responsables de la candidatura de Málaga a la Capitalidad Europea de la Cultura, el presidente, Juan López Cohard, y el gerente, Javier Ferrer, era vox populi desde julio. Los 25 músicos malagueños protagonistas del macroconcierto que se iba a celebrar del 9 al 11 de ese mes en apoyo a Málaga 2016 no actuaron por "discrepancias" en el seno de la Fundación Málaga Ciudad Cultural. Así se lo transmitió el organizador y presentador del evento, Javier Ojeda, a cada uno de los músicos elegidos por él. Un día antes de su presentación a los medios, el evento quedó suspendido por deseo expreso de la entidad. "A mí me argumentaron que alguien de la Fundación había dicho que no se hacía, y no se hacía. Me pidieron mil disculpas. Al principio me reboté mucho y tuve que llamar músico por músico para pedir disculpas, y explicarles que se anulaba por disensiones dentro de la Fundación, que es lo que yo creo", explicó el líder de Danza Invisible a este periódico en la noche del miércoles.

Ni por falta de tiempo ni por su alto coste. Los motivos esgrimidos por la cúpula de la Fundación no convencen al artista. "Es cierto que se hizo todo con rapidez, pero los músicos estaban encantados con la idea. El caché era de 20.000 euros, creo que tocaba a unos 300 euros por artista. Pero yo quería que todo el mundo cobrase, aunque fuese un mínimo", expresó Ojeda.

Ilusionado, el malagueño tenía previsto convocar sobre el escenario de Plaza de la Constitución a la veintena de artistas representantes del mejor pop malagueño, "excepto Efecto Mariposa y Chambao, estaban todos", asegura. Algunos iban a interpretar su temas en acústico y otros se acompañarían de una banda base, (mezcla de distintas bandas locales) que harían sonar "18 canciones emblemáticas del pop hecho en Málaga", recordó el líder de Danza Invisible. Además de esta banda, en la selección figuraban, entre otros, Vanesa Martín, Diana Navarro, Pablo Alborán, Annie B. Sweet y Tabletom. "Al final, a los músicos de la banda base y a mí nos van a pagar algo por la organización y los ensayos, pero esa no es la cuestión. Bajo mi humilde opinión, se ha dejado perder una ocasión histórica que no se va a volver a repetir", lamentó Ojeda.

La suspensión de este evento, el más multitudinario que se iba a organizar con motivo de la Candidatura de Málaga como capital europea de la Cultura en 2016, fue uno de los principales motivos del enfrentamiento interno en la dirección de la Fundación, que ha estallado a escasos días de que Málaga defienda en Madrid su proyecto. Como ayer publicó este periódico, Ferrer era partidario de organizar el concierto y se sorprendió cuando Juan López Cohard decidió su suspensión. Según informaron varias fuentes de los patronos de la Fundación, formada por el Ayuntamiento, la Junta, la Diputación, la UMA y la Academia de San Telmo, las discrepancias entre ambos llegaron a producirse en público. La gota que colmó el vaso de la paciencia de Ferrer, también coordinador general del Consistorio, fue la decisión de López Cohard de encargar a la empresa Ingenia QED, autora del proyecto artístico, de diseñar la estrategia para su defensa ante el jurado el próximo martes. Ferrer creía que se ninguneaba la labor del equipo de funcionarios que creó para gestionar la candidatura. Desde entonces, y según confirmaron varias fuentes, está prácticamente desvinculado del proyecto. No ha dimitido, pero ni asistió el 9 de septiembre a la reunión del Patronato en la que se aprobó la propuesta de López Cohard, ni tampoco a la fiesta de agradecimiento a la labor de los voluntarios, una semana después.

Aunque admitieron las diferencias internas, tanto el alcalde como el presidente de Málaga 2016 intentaron quitar hierro a un conflicto que estalla en el peor momento. "En todas las empresas existen opiniones distintas. No hay realmente disensiones que hayan producido alguna fractura en el equipo de la Fundación. Está totalmente cohesionada, es un auténtica piña", subrayó López Cohard. Respecto a la inesperada anulación del macroconcierto, el responsable esgrimió cuestiones de presupuesto. "No se ajustó. Pero no tuvo importancia. Se han ido anulando también otras cosas", sostuvo. De la Torre ratificó las palabras de López Cohard y halagó la labor de la entidad. "En mis amplios años de experiencia no he visto un trabajo en equipo como este. Ninguna candidatura puede mostrar una unión tan sólida para conseguir el objetivo", insistió.

López Cohard se mostró indignado ante la información de Málaga Hoy: "Me parece absurdo. Tiene que ir muy mal de ventas el periódico para publicar esto. La labor de la gerencia está parada porque ahora le toca trabajar al director artístico. Si pasamos el corte nos reorganizaremos para acometer otra etapa", arguyó. "No se sí va a estar Ferrer, porque tampoco sé si mi mujer me va a dejar estar a mí", bromeó.

En cuanto al encargo a Ingenia QED, López Cohard recordó que los patronos la aprobaron de forma unánime. "Se contrató a una empresa con amplia experiencia en la organización de eventos para que nos dijera cómo había que hacer y presentar el proyecto. Yo no podía haberlo hecho, ni Ferrer, ni nadie de su equipo porque no somos expertos", justificó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios