Jesús Moreno: "Zambrano ya advirtió del suicidio de Occidente"

  • El responsable de la edición de las 'Obras completas' de la pensadora afirma a luz de la veleña que la crisis económica "es la punta del iceberg de una crisis espiritual"

"Hoy, leyendo a Louis Massignon, he comprendido que Occidente avanza hacia su suicidio". Esta frase que ahora suena premonitora la escribió a comienzos de los años setenta la pensadora veleña María Zambrano, Premio Cervantes de las Letras 1988 y cuyas Obras Completas ha comenzado a editar Galaxia Gutenberg. "Las peores previsiones de la pensadora no hacen sino corroborarse ahora en esta crisis económica, que no es sino la punta del iceberg de una crisis espiritual profunda", explica Jesús Moreno (Cáceres, 1949), uno de los máximos especialistas en María Zambrano y director de la edición de las Obras Completas, presentadas el pasado lunes en la Fundación María Zambrano de Vélez-Málaga.

Poeta, crítico literario y profesor de Filosofía en la UNED, Jesús Moreno recordó que María Zambrano (Vélez-Málaga, 1949-Madrid, 1991) murió advirtiendo de que era hora de "renacer" en un Occidente que "había perdido el alma, el mundo y la tierra", por una razón discursiva, "ávida de claridades uniformes", que había abandonado las raíces del sentir y de la experiencia del hombre. Ante ello, María Zambrano propuso la "razón poética", recuperar la unión en el pensar de filosofía, poesía y religión, entendida ésta como espiritualidad, un concepto en el que sus Obras completas permiten profundizar, ya que, además de fijar los textos, recuperan muchos inéditos. En el prólogo de una de sus obras, la filósofa ve a Occidente, en palabras de Jesús Moreno, en un puro color de imperio, y dice: "Indignos casi de la vida (...), nos presentamos hoy con técnicas, razones técnicas, también análisis igualmente técnicos del alma reducida a psique, a máquinas; (...) Todo es color de imperio, de comercial imposición".

El III volumen de los seis que forman estas Obras completas es el primero que se ha publicado, y en él se recoge su obra central, El hombre y lo divino, en el que desarrolla su crítica a Occidente y que actúa de "imán irradiante", en palabras de Jesús Moreno, porque toda la obra de la pensadora confluye e irradia de este libro.

Discípulo de María Zambrano, Jesús Moreno es autor de La razón en la sombra. Antología crítica (2004) y de El logos oscuro: tragedia, mística y filosofía en María Zambrano (2008), y a él debemos también el regreso a España de la pensadora en 1984 desde Ginebra, donde fue a buscarla después de 45 años de exilio.

Otro concepto de vehemente actualidad sobre el que estas Obras completas dan luz es el diálogo intercultural que María Zambrano propugnó y "las conexiones espirituales, en algunos casos francamente esotéricas", que, señaló Jesús Moreno, se ven, sobre todo, en dos grandes inéditos incluidos en el volumen IV, La palabra e Historia y revelación. Precisamente, este último título es un diálogo con el orientalista francés Louis Massignon, especialmente con Palabra dada, pero también con toda la mística en general, y especialmente con su compatriota René Guénon y con otro gran autor esotérico, el suizo Frithjof Schuon, sufí también, que dirigía una tariqa (escuela iniciática) en Lausana cuando Zambrano vivía en Ginebra. A dicha tariqa pertenecía Titus Burkhart, el teórico y crítico de arte tan leído por la veleña. El diálogo incluye también a Henry Corbin, discípulo de Massignon y autor de una gran obra sobre el sufismo y sobre todo el chiísmo, y con el que María Zambrano tienen grandes confluencias.

María Zambrano propugna una mirada unitaria de la filosofía, la poesía y la religión, palabra esta última que hay que tomar con mucha cautela, porque con ella no se refiere a ninguna forma dogmática y sí a un diálogo filosófico espiritual muy abierto entre diversas espiritualidades, entre las que destaca el taoísmo, el sufismo, el budismo y formas muy especificas del hinduismo, que es sobre lo que más dialoga con autores como Massignon o Guenón.

Jesús Moreno, que ya estudió en El logos oscuro algunas de estas conexiones espirituales, destaca la importancia en su pensamiento de Louis Massignon, de quien María Zambrano aprendió el respeto a la gran tradición cultural islámica. La filósofa reconoció: "Es el único maestro que he tenido en largos años", en una carta al escritor cubano Lezama Lima, que contiene también la cita inicial "Hoy, leyendo a Louis Massignon, he comprendido que Occidente avanza hacia su suicidio".

Jesús Moreno, traductor al español y editor de este gran islamólogo del siglo XX, ha publicado en español sus libros Ciencia de la compasión (1999) y Palabra dada (2005), además de colaborar en un estudio colectivo, Louis Massignon, 1908-2008. Cien años de la visita del Extranjero (2008).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios