Junta y Ayuntamiento inauguran las catas arqueológicas de Alcazabilla

  • La intervención durará ocho meses con una inversión de 460.000 euros . Permitirá completar la información obtenida en la excavaciones del Teatro Romano y los jardines de Ibn Gabirol

Comentarios 0

Debajo de los adoquines, en Málaga están las huellas de fenicios, romanos y árabes. En el corazón de la capital el trabajo de los arqueólogos ha permitido constatar una realidad que ahora se completa con el comienzo de las intervenciones en calle Alcazabilla. Con un presupuesto de más de 460.000 euros (financiados al 50 por ciento entre Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga) y un plazo previsto de ejecución de ocho meses echa a andar un proyecto sugerido desde 2001, con las excavaciones realizadas entonces en el Teatro Romano y los Jardines de Ibn Gabirol.

"Desde el siglo VIII a. C. hasta hoy, en cuatro o cinco metros de profundidad, está la evolución de Málaga", comentó ayer Francisco López, delegado de Cultura de la Junta de Andalucía. Un equipo de cinco arqueólogos, seis meses de trabajo de campo y otros dos de laboratorio permitirán completar este mapa de la historia de la ciudad a través de sus cimientos.

Una de las novedades de las catas (comandadas por los arqueólogos Manuel Corrales Aguilar y Carmen Peral) es que los viandantes podrán conocer prácticamente a tiempo real los avances de los trabajos a través de unos paneles informativos en la zona del Jardín de las Alegorías. Con este fin divulgativo, se organizará una campaña de difusión en centros escolares de la provincia y visitas guiadas para los alumnos.

Tras levantar el asfalto, los técnicos abrirán un corte de 55 metros de largo por doce de ancho entre el Teatro Romano y el Museo Picasso (concretamente desde calle Cilla hasta la esquina con Marquesa de Moya) para recuperar en niveles sucesivos vestigios de la época cristiana, islámica, bizantina, romana y púnica hasta alcanzar los niveles fundacionales de la ciudad. Según explicó la arqueóloga Carmen Peral en los primeros niveles de excavación "en torno a los 5 o 6 metros" se encontrarán "seguro" restos de factorías romanas de salazones y piletas de garum, apreciado condimento culinario en tiempos romanos.

"Pretendemos que la urbanización definitiva de esta calle sea una puesta en valor y que la arqueología se vea también como motor económico", precisó el concejal del Urbanismo, Manuel Díaz Guirado. Hermanos Campano es la empresa adjudicataria de los trabajos enmarcados en el Proyecto de Intervención Arqueológica, redactado por la Consejería de Cultura y la Gerencia de Urbanismo.

Los sucesivos hallazgos en el subsuelo de la urbe completarán el legado que dejaron sus primeros moradores.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios