La Junta concluye la restauración del libro de Cela 'Gavilla de fábulas sin amor'

  • La obra cuenta con 32 dibujos del pintor Pablo Ruiz Picasso. Sólo existen 125 ejemplares.

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) ha concluido la restauración del libro 'Gavilla de fábulas sin amor' del Nobel de Literatura Camilo José Cela, que cuenta con 32 dibujos de Pablo Ruiz Picasso y del que existen 125 ejemplares, según apuntó el director del Museo Picasso, Bernardo Laniado-Romero.

Los citados trabajos se han realizado durante tres meses y han contado con un presupuesto de unos 4.800 euros, según indicó la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, durante la presentación.

'Gavilla de fábulas sin amor' está realizada a mano, y en ella el artista malagueño creó dibujos esquemáticos para los que empleó lápices, tintas y pasteles. Así, uno de los elementos "más singulares" que introdujo en esta obra es la doble filigrana, según señaló Torres.

No obstante, la consejera de Cultura apuntó que el libro presentaba "un buen estado de conservación", pero se habían detectado algunas alteraciones, en concreto habían aparecido algunas pequeñas manchas, que "son muy comunes en las obras realizadas en papel".

Asimismo, las labores de restauración se centraron en "criterios de mínima intervención", pero sobre todo se actuó en el estuche y la carpeta, para evitar la aparición de nuevas manchas, según manifestó Torres.

Por su parte, el presidente del Consejo Ejecutivo del Museo Picasso Málaga y nieto del pintor, Bernard Ruiz-Picasso, señaló que "Picasso ha colaborado con muchos escritores y ha hecho casi 200 libros ilustrados, de los que casi la mayoría son grabados".

Torres mnifestó que "el maestro se dejó seducir en más de una ocasión por el mundo de las letras", por lo que tiene una producción literaria que incluye poemas y otros textos, además de, una obra de teatro titulada 'El diablo atrapado por la cola'.

Asimismo, subrayó que "quizás el vínculo más profundo del pintor con los libros se manifiesta en su continua actividad como ilustrador. Lo encontramos en permanente colaboración con editores de la época para llenar de imágenes las páginas de títulos clásicos", como el número de la revista 'Litoral' que dedicó a Góngora, en la que se incluía un dibujo del artista malagueño.

Torres manifestó que Picasso se dedicó sobre todo a trabajar con "escritores amigos", como Rafael Alberti, con lo que llegaría a propiciar la aparición de "un nuevo concepto editorial, los denominados 'libros de artistas', ediciones exquisitas, con tiradas muy cortas que seguían un proceso completamente artesanal, de manera que cada pieza era única y una auténtica obra de arte".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios