La Junta emprende una nueva reforma del Teatro Romano para su uso escénico

  • La actuación comenzará tras un estudio previo inmediato y afectará a la 'orchestra', el 'frons pulpiti' y la tarima de madera instalada para la recepción de visitantes · El programa de actuaciones arrancará en otoño

Se venía hablando de ella desde hace meses pero ayer, por primera vez, la Junta de Andalucía presentó de manera oficial la marca Teatros Romanos de Andalucía: un proyecto común para los teatros de época romana de Málaga, Itálica, Baelo Claudia y Cádiz con el objetivo de convertir estos yacimientos en verdaderos agentes culturales, turísticos y educativos de la comunidad, con visitas guiadas, promociones diversas y, lo más importante, un circuito de representaciones escénicas que ofrecerá los mismos espectáculos a los cuatro escenarios implicados. El consejero de Cultura, Luciano Alonso, compareció ayer en el Teatro Romano de Málaga para dar cuenta de la iniciativa, "a través de la cual vamos a seguir interviniendo en nuestros teatros romanos con el fin de cuidarlos y disfrutarlos", y aunque la programación de actividades se dará a conocer en su integridad a finales de agosto, sí señaló como modelo a seguir el Festival de Teatro Clásico de Mérida, "si bien trasladaremos las actividades a otoño y primavera, de acuerdo con las posibilidades de promoción turística que nos permiten estos periodos". El objetivo es que las primeras representaciones, siempre relacionadas con el mundo grecolatino, se lleven ya a cabo este mismo otoño, y para ello el Teatro Romano de Málaga será objeto, de manera inmediata, de una nueva reforma.

La directora general de Bienes Culturales e Instituciones Museísticas, Elia Maldonado, detalló ayer el alcance de esta nueva actuación, que previsiblemente estará lista para cuando se celebren las primeras representaciones. La rehabilitación constará de dos intervenciones bien diferenciadas: una que afectará propiamente al yacimiento, en concreto a la orchestra y al frons pulpiti, y otra a la tarima de madera que fue instalada en 2003 para la recepción de visitantes y que precisa ya de una renovación al haberse desplazado algunos listones del firme. En cuanto a la primera, la intervención irá precedida de un estudio de patologías (derivadas principalmente de humedades) que comenzará en los próximos días y de cuyos resultados "se deducirá la naturaleza definitiva de la actuación". El objetivo en este caso es frenar el progreso de degradación de los materiales pétreos (mármoles y sillares de travertino) mediante la limpieza primero y la recomposición de fisuras después. Para ello, según explicó ayer in situ el arqueólogo responsable del yacimiento, Manuel Corrales, se empleará un espatulado de morteros con áridos similares, previa prueba de laboratorio y con reversibilidad.

La Junta invertirá en el estudio preliminar 40.000 euros, mientras que la inversión total prevista de esta rehabilitación asciende a 283.000 euros, "aunque estará condicionada a los resultados del estudio", según apuntó Luciano Alonso. El consejero anunció además que a partir del próximo 1 de agosto el horario de visita del Teatro Romano de Málaga se ampliará a los martes de 15:00 a 20:00, de miércoles a sábado de 9:00 a 20:00 y los domingos y festivos de 9:00 a 14:00 (actualmente sólo puede visitarse de miércoles a domingo de 10:00 a 14:00). Sobre la posibilidad de actuar en la grada para ampliar la superficie del aforo disponible, una intervención muy sensible dado el delicado estado en que se encuentran las filas de asientos que no fueron rehabilitadas en los años 90 (las que sí fueron reformadas son las únicas que actualmente pueden emplearse como asientos para el público), Alonso admitió que la Junta de Andalucía no tiene previsto "de momento" trabajar en este sentido dado el alto coste económico que supondría: "Las actuaciones que hemos presentado representan un esfuerzo considerable para la Consejería y por el momento vamos a dedicarnos por completo a ellas". La solución para el graderío pasaría por un aislamiento que quedaría adherido a la superficie y que evitaría el desgaste de la piedra, un recurso al que han recurrido varios teatros antiguos en Europa pero que, hoy por hoy, requiere un gasto considerable.

En cuanto a la marca Teatros Romanos de Andalucía, Luciano Alonso insistió en su intención de que los yacimientos implicados programen actividades escénicas el próximo otoño salvo el Teatro Romano de Cádiz, donde antes tendrán que culminar algunas obras de consolidación y la construcción del centro de recepción de visitantes. El consejero recordó que la inversión en este coso por parte de la Junta de Andalucía asciende a 1.380.000 euros, y detalló las cuantías dirigidas a los otros tres teatros: 2,4 millones de euros para Itálica, 5 millones para Baelo Claudia y un total de 2.197.210 euros para el Teatro Romano de Málaga. La consolidación del proyecto apunta a la satisfacción de una deuda pendiente y a un nuevo paisaje cultural para Andalucía basado en su Historia.

283.000

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios