Linteo rescata el 'Arte menor' de Juan Ramón Jiménez un siglo después

  • El libro de juventud del Premio Nobel, escrito en 1909 e inédito en gran parte, fue hallado en el archivo de Puerto Rico · El poemario demuestra la influencia que el onubense ejerció en la Generación del 27

El poeta y premio Nobel Juan Ramón Jiménez fue un creador incesante con una única obsesión: escribir. Hoy, cien años después, aparece uno de sus proyectos más deseados, Arte menor, 142 poemas, 43 inéditos, de su primera etapa con una poesía neopopular que tuvo gran influencia en la generación del 27. Así, Arte menor, que edita Linteo, la editorial gallega que con exquisito cuidado, en forma y fondo, está sacando a la luz otros títulos inéditos del poeta de Moguer como Ellos, Libros de amor o La fuente pensativa, ha hecho realidad uno de los sueños de Juan Ramón.

Este libro lo escribió en 1909 para cerrar la trilogía, junto con Las hojas verdes y Balada de primavera. La obra, inédita hasta hoy y hallada en el archivo de Puerto Rico, un tesoro con más 200.000 documentos del poeta que están en proceso de digitalización por el experto juanramoniano José Antonio Expósito, quien ha editado el exquisito volumen, que incluye, además, una extensa introducción, un álbum y notas finales. Expósito, que lo presentó ayer junto a la representante de la familia de Juan Ramón, Carmen Hernández Pinzón, explicó que cuando en 2007 estuvo buceando en el archivo para restaurar La fuente pensativa se encontró el manuscrito, como un libro hecho. "Me encontré un libro completo y vi que era uno de los proyectos más anhelados por el autor, lo quiso publicar en dos ocasiones pero sin éxito. Primero en París, con la editorial Ollendorff, y después en Madrid, con Renacimiento", subraya el experto. Dice también que "es poesía neopopular, con versos ágiles, sueltos y sencillos, y el libro más arriesgado y sorprendente, por rima y métrica, de la trilogía",

Pero, además, este libro tiene una importancia radical por que en él se ve el enorme influjo que tuvo el autor de Platero y yo en los poetas de la generación del 27, y concretamente en García Lorca, Miguel Hernández y Rafael Alberti. Semejanzas en metáforas, versos, ideas que dejaron profunda huella en los autores del 27 y su poesía neopopular y que quedan demostrados en ejemplos como el famoso "Córdoba lejana y sola" de Lorca, y vínculo con el verso anterior de Juan Ramón "Huelva lejana y rosa". Juan Ramón también escribió "Llevadme a al mar a ver si me duermo" y Alberti después dijo: "Si mi voz muriera en tierra/llevadla a nivel del mar". Estos son sólo algunos de los muchos ejemplos que ha mostrado el editor, junto con el uso de palabras simbólicas como el término cuchillo, que el Nobel ya utilizaba cuando Lorca era solo un niño, y que dan prueba de la enorme influencia que tuvo el de Moguer en estos poetas a quienes recibía en su casa. Aunque después llegase la ruptura o fricción con ellos.

La naturaleza, fuente esencial para Juan Ramón, está en todos estos versos que, según Expósito, tienen su germen en el pensamiento krausista y la Institución Libre de Enseñanza, y la relación que tuvo el escritor con Giner o Cossio, quienes le orientaron en la "estética y ética del arte popular". El editor también recordó que Juan Ramón dedicó Arte menor a Góngora, anticipándose al culto y rendición que luego le profesarían los poetas del 27. Este volumen incluye así las dedicatorias y el prólogo al libro que escribió el propio Juan Ramón, más otros poemas publicados en revistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios