"Llevo trece años aquí y muchos se sorprenderán de que me vaya"

  • La dimisión del creador del Festival de Málaga. Cine Español y gerente del Teatro Cervantes ha sido una sorpresa, pero para él era ya una necesidad y un deseo

Comentarios 1

"Trabajo terminado", así ve Salomón Castiel Abecasis (Casablanca, 1956) su relación con el Teatro Cervantes y el Festival de Málaga. Cine Español. Desde el que es todavía su despacho, el gran gestor cultural malagueño responde tranquilo al teléfono.

-Vaya día, ¿no?

-Pues sí, qué quieres que te diga. Lo esperaba, llevo trece años aquí y seguramente muchos se han sorprendido de que me vaya. Quiero aclarar una cosa, me llama mucha gente preguntándome si tengo una enfermedad, y no [risas]. Con lo de motivos personales me refiero a un fin de ciclo y a que quiero disfrutar de mi familia. No es que tenga un problema médico yo o alguien en mi casa. Me han visto con barba, y yo tan feliz, y lo han interpretado como que estaba enfermo [risas].

-¿Por qué anunciarlo hoy de un modo tan sorpresivo?

-No es hoy, te cuento. Quiero aclarar que ha sido por la mecánica de comunicación del Ayuntamiento, tenían que decírselo a la junta de portavoces. La noticia no es de ayer, yo lo llevaba meditando mucho tiempo y se lo comuniqué al alcalde hace un mes. Por qué no decirlo, quizá sea extraño que me vaya en un buen momento profesional. Considero que los objetivos se han cumplido, hay un fin de ciclo, y que hay que saber irse de los sitios. Estos cargos tienen fecha de caducidad porque requieren un esfuerzo de tal calibre que no se puede estar mucho tiempo.

-Aquí no estamos acostumbrados a la dimisiones.

-Lo sé. Quizá sea un poco sorprendente, pero yo soy una persona a la que le gusta cambiar de trabajo, porque me gustan los retos profesionales, y esta etapa ha acabado. Es una manera de sentirse joven.

-¿Y su futuro profesional? ¿Tiene ya un nuevo reto en las manos?

-Yo he tenido a lo largo de estos años muchas ofertas profesionales, tanto públicas como privadas, y de algunas mantengo el contacto, pero me voy a decidir por alguna, aunque me lo tengo que pensar. Ofertas de trabajo no me faltan. Estoy sumamente tranquilo.

-Desde al Ayuntamiento esperan que siga vinculado al Cervantes y al Festival, ¿cómo será esa colaboración?

-Yo espero poder hacerlo, y encantado, pero lo quiero hablar detenidamente porque cuando uno se va de los sitios se va. Yo estaré encantado de echar una mano. Desde luego, viendo el Festival desde otra óptica. No se qué papel voy a jugar, aunque seguiré colaborando pero no se cómo.

-Uno de sus proyectos era la Ciudad del Cine, por ejemplo.

-A eso me refiero cuando hablo de colaborar desde otra óptica, me refiero a proyectos que se deriven del Festival de Málaga. Cine Español, pero no en él en sí. Llevo once años y sé lo que es. Estudiaré cómo colaborar.

-¿Ha influido en su marcha el numeroso grupo de críticos que le han presionado en este tiempo? Izquierda Unida presentó una petición de cese.

-No hace mucho dije que entendía perfectamente el papel del señor Moreno Brenes, con un grupo municipal que necesita hacer ruido y me ha utilizado. La influencia de Moreno Brenes en mi dimisión no tiene absolutamente nada que ver. Cómo le he dicho a él, cuando deje de denunciar de manera abstracta le acompañaré del brazo al juzgado.

-¿Su principal logro en estos casi trece años?

-Me voy con la satisfacción de dejar los deberes hechos. Lo más satisfactorio ha sido lograr que los malagueños se hayan implicado en los dos proyectos, que los hayan hecho suyos. He intentado dar un signo de identidad propio al Cervantes y creo que lo he conseguido. Con el Festival la idea es que alcanzara lo que es pero no pensaba que iba a ser tan rápido. Estoy contento. Ahora, es el momento de estar tranquilo, leer y pasar más tiempo con mis hijos.

-¿Y algún proyecto que deje sin acabar? ¿Quizá el Echegaray?

-No sé, el Echegaray lo he tutelado hasta que se ha determinado el tipo de teatro que va a ser, un espacio de vanguardia. Me gustaría haberlo visto terminado, pero eso ya es trabajo del compañero que me sustituya. Yo asistiré encantado a las funciones del teatro, que seguro que veré más de las que he visto hasta ahora.

-¿Alguna idea sobre su sustituto?

-No, todo es muy reciente. No hemos hablado todavía; sé que el alcalde me va a llamar para hablar de ello pero es demasiado pronto como para que yo diga algo. Sí van a continuar los equipos del Festival y del Teatro, tengo su promesa y no tiene que ocurrir nada.

-¿Cómo serán los próximos meses?

-Quiero dejar cerrada la próxima temporada, como hemos hecho siempre. En el Festival, igual. Este tiempo me vendrá bien para dejarlo todo resuelto y que la persona que venga no se encuentre con ningún problema, que no tenga que afrontarlo de nuevas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios