Luis Pastor reivindica en sus memorias el legado de los cantautores

España ha intentado "borrar" de su historia el movimiento de la canción protesta y, con ella, a todos los cantautores "incómodos" para el franquismo que en los años 60 y 70 se convirtieron en "líderes políticos", como Luis Pastor, que ha retratado de forma poética esa época en su nuevo libro de memorias. "Soy memoria de un tiempo de barrio/ ciudad de extrarradio de lata y cartón/ Soy un verso lanzado al futuro, proyecto seguro, guitarra y canción" comienza una de las canciones más conocidas de Pastor (1952), un extremeño que quiso cambiar la realidad social a través de la poesía y la música. En un encuentro en el que presentó sus memorias, a las que ha bautizado con el título de su poema, ¿Qué fue de los cantautores?, Pastor confiesa que el libro, editado por Nórdica y Capitán Swing, es más que una autobiografía porque retrata distintas épocas de España.

Revisitar su infancia, "el país que más visita", le ha permitido hablar de una cultura que casi ha desaparecido, la que conecta "la ciudad con la tierra" y que hizo muy feliz a ese niño "pobre y campesino" de Berzocana que, de adulto, se siente "vallecano". En ese ejercicio de versificar en octosílabos las imágenes de su vida para compartirlas, primero en el libro y luego en recitales, Pastor se detiene con frecuencia en analizar la realidad cultural de la España del franquismo cuando él consiguió llenar iglesias y centros juveniles con su canción protesta. Esa música "cambió mentalidades" porque permitió, dice, que gente que no tenía cultura empezase a conocer la poesía y hablara de otros temas. Por eso no comprende por qué hoy no se reconoce más la labor de aquellos artistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios