Las obras de Manolo Valdés salen a la calle en Málaga "para hacer amigos"

  • Son diecisiete piezas de bronce instaladas en la calle Larios y la plaza de la Marina que llegan a alcanzar las seis toneladas de peso, como "La Dama" y que remiten a conocidas obras de arte, como las basadas en Las Meninas de Velázquez

Diecisiete esculturas monumentales de Manolo Valdés salen desde hoy al encuentro de los viandantes en las principales calles del centro histórico de Málaga con el objetivo de acercar el arte a los ciudadanos y, en palabras del propio escultor valenciano, "hacer amigos".

Se trata de piezas de bronce instaladas en la calle Larios y la plaza de la Marina que llegan a alcanzar un peso de seis toneladas, como en el caso de "La Dama" -inspirada en la Dama de Elche-, y que suelen remitir a conocidas obras de arte, como las basadas en Las Meninas de Velázquez.

"Valdés toma temas de la Historia del Arte y los recrea en su obra, bucea en el archivo de su memoria personal y colectiva y observa lo que le rodea hasta que alguna imagen se instala permanentemente en su cabeza", ha señalado en la presentación de la exposición su comisaria, Caterina Toscano.

Por ello, Saura le llamó en los años 80 "pintor caníbal" y el propio Valdés se considera "un artista de repertorio, porque se apropia de elementos y los estudia desde distintos puntos de vista".

Desde que a finales de los años 80 se instaló en Nueva York, donde sigue residiendo, Valdés comenzó a trabajar con materiales como la madera, el mármol, el plomo, el yeso o el alabastro, sus texturas se hicieron "cada vez más informales" y sus piezas "salieron del taller, la galería y el museo para ocupar el espacio público".

Estas esculturas se "alejan de la tradición monumental" gracias a su "cercanía con el viandante" y exhiben "con honestidad su proceso de creación", a través de "las soldaduras, grietas, la naturaleza de los materiales y su reacción al medio ambiente".

"Las estatuas bajan del pedestal para convivir con la ciudad y con sus habitantes, y permiten y agradecen la relación directa, a ser posible táctil, con quien se acerca", según la comisaria.

Esta exposición forma parte del programa "Arte en la calle", de la Fundación La Caixa, que según su secretario general, Lluís Reverter, tiene como principal objetivo "acercar el arte a las personas que no se van a acercar a él porque les cuesta entrar en un museo".

Reverter ha destacado que Valdés ha querido "hacer lo suficientemente grandes sus esculturas para que puedan salir a la calle, como una forma de acercar al ciudadano la cultura".

También ha recordado que la escultura "nació en las ciudades de la Antigüedad como una expresión de admiración de los ciudadanos y para que éstos se los encontraran, y Valdés juega a esto".

Estas diecisiete obras, de las que cuatro han sido expresamente creadas por el artista para su itinerario por ciudades españolas, permanecerán instaladas en Málaga hasta el próximo 29 de marzo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios