Marta Sánchez celebra sus 25 años en la música con un disco de duetos

  • La cantante afirma que la imagen de sex-symbol que ofreció en sus inicios con Olé Olé la ha beneficiado "a la larga"

Han pasado 25 años desde que Marta Sánchez debutara en un escenario y su imagen continúa ligada a la estética de sex-symbol que ofreció junto al grupo Olé Olé. "Aunque en un principio me perjudicó, creo que a la larga me ha beneficiado", admite la cantante. Para celebrar sus bodas de plata con la música, prepara un nuevo disco en el que reunirá sus mejores canciones, pero esta vez cantadas a dúo con artistas como Bebe, José Mercé, Vega, Nena Daconte, Hombres G, Sergio Dalma, Malú, Nek, Pasión Vega o Luis Fonsi. Un trabajo del que se siente "muy satisfecha", según reconoce.

El álbum, que verá la luz después del verano, incluye también un dueto póstumo con Antonio Vega. Juntos interpretan Escrito sobre el viento, tema que Marta Sánchez había escuchado y del que se enamoró al instante, por lo que no dudó "en perseguirlo hasta conseguir rescatarlo para este trabajo".

Marta Sánchez dice que la grabación del disco ha sido una experiencia "fantástica", aunque confiesa que el camino ha sido "arduo y complicado" porque muestra sus canciones desde "otro punto de vista", con nuevos arreglos.

Soy yo, Con sólo una mirada, Moja mi corazón o Desesperada son algunas de las canciones que ha elegido porque, además de haber "marcado su carrera", le han dado la oportunidad de invitar a artistas para interpretarlas a dúo, ofreciendo así una gran variedad de voces y dejándose "mimetizar por la personalidad de cada artista", revela.

La cantante, que hace un balance "positivo y equilibrado" de su carrera, con cierta nostalgia, recuerda el primer día que se subió al escenario de un cuartel, donde actuó para los soldados con la única compañía de su guitarra. "Estaba hecha un flan", explica.

Aunque mira con "cariño" su etapa al frente de Cristal Oscuro y Olé Olé, grupo en el que sustituyo a Vicky Larraz, asegura que fue una época "muy dura, con cientos de viajes", pero eso "constituyó una base importante en el aprendizaje".

Marta se considera una mujer "como otra cualquiera", que se dedica a una profesión "fantástica", pero entiende que de cara al exterior puede dar lugar a equívocos. Por eso, prefiere que la conozcan en persona e intenta ser "justa, honesta, educada y querer a los suyos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios