El Museo Picasso completa, con 28 donaciones más, el Fondo Temboury

  • La pinacoteca malagueña recibió ayer los últimos ejemplares de un archivo de 219 documentos entre fotografías, cartas, postales, recortes de prensa y libros como los escritos y firmados por Jaume Sabartés

Comentarios 1

Mecenas de la cultura y director provincial de Bellas Artes, Juan Temboury quiso siempre que su ingente biblioteca estuviera abierta al estudio en el museo dedicado a Picasso por el que tanto batalló pero que no pudo ver. Ayer su deseo se hizo realidad con la última donación de 28 ejemplares a la pinacoteca. Se completa así el llamado Fondo Temboury, conformado por 219 documentos entre fotografías, cartas, postales, recortes de prensas y libros. "Mi padre fue un entusiasta de Picasso y estuvo siempre dispuesto a que Málaga lo conociera más, que lo conocía poco ", recordó ayer su hija Mª Paz Temboury. "Esta donación es consecuencia del deseo de mi madre y mis hermanos de que todos los documentos estuvieran disponibles para su consulta", añadió.

Entre los 28 ejemplares con valor científico e historiográfico donados -que a partir de la próxima semana podrán ser consultados en la Biblioteca MPM- destacan el volumen dedicado por Camilo José Cela, Papeles de son Armadans de 1960; un ejemplar de 1922, Picasso, études biographique et critique de Maurice Raynal; además de tres libros escritos y firmados por el secretario y amigo de Picasso, Jaime Sabartés : Picasso (1946), Picasso. Recent Litographs (1951) y Picasso les Menines et la vie (1958).

En 2003, Victoria Villarejo, esposa de Juan Temboury realizó una primera donación de 156 documentos, que englobaba la correspondencia entre Temboury y Sabartés, iniciada en 1953 y finalizada en 1964. En 2005, se amplía esta primera donación con otros 35 documentos, por lo que con el acto de ayer, la colección queda completa.

La generosidad de una familia malagueña estrechamente vinculada a los orígenes del museo pone en valor el compromiso y el esfuerzo de los herederos de Juan Temboury para que la ciudad contase con un museo dedicado al pintor que cambió el curso de la historia del arte. "Para nosotros es un honor", reseñó su hija, miembro del Patronato del MPM.

Para el nieto del artista, el legado de Temboury al museo viene a recordar la génesis de un proceso que "en muchos momentos se olvida". Bernard Ruiz-Picasso confesó sentirse "emocionado" ante el acto de ayer. "Estos libros me emocionan mucho, porque dan evidencia de lo que es la amistad y el respeto de gente que hicieron posible el origen del Museo Picasso de Málaga", señaló. Por su parte, El consejero de Cultura, Paulino Plata subrayó la importancia de la pinacoteca como "centro cultural vivo donde se atienda lo relativo a la educación y a la investigación". Su fondo documental está formado por más de 7.000 documentos, entre ellos 125 catálogos razonados y 2.200 catálogos de arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios