Nacho Sánchez presenta hoy en el cine Albéniz 'La carpa', su primer documental

  • El corto se proyecta dentro del Ciclo de Cultura Visual y Escénica del Ayuntamiento

Que el documental es la gran esperanza blanca de la industria cinematográfica española ya lo sabe todo el mundo a estas alturas. El género sigue sumando adeptos entre los nuevos públicos y también entre los creadores que deciden contar el mundo con una cámara; para dejar constancia, el cine Albéniz acoge esta tarde, a partir de las 20.15, la puesta de la largo de uno de ellos: el malagueño Nacho Sánchez, periodista de Málaga hoy, presenta su cortometraje La carpa, subvencionado por el programa de ayudas a la producción del Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga. La proyección tendrá lugar dentro del Ciclo de Cultura Visual y Escénica, organizado igualmente por el Consistorio.

Sánchez culminó recientemente el montaje de La carpa con la ayuda de Miguel C. Rodríguez y Auxi Barea. En total, el equipo ha estado formado por diez personas y el rodaje se desarrolló durante diez días en la localidad de Pizarra. El documental recoge la experiencia de un grupo de artistas de circo que organiza con total autogestión un espectáculo bajo una carpa en el municipio, como atractivo permanente. "Cuando fuimos allí a rodar ya llevaban tres años sosteniendo el proyecto", explicó ayer el director, "aunque tuve oportunidad de conocerlos ya cuando inauguraron el circo y su historia me fascinó enseguida". A través de entrevistas y muestrarios del día a día bajo el plástico, con música del sevillano Adolfo Langa, La carpa recoge en veinte minutos la aventura de Alfonso de la Pola, Lolo Morillo, Antonio Ramírez, Juan Carlos Tamajón, Javier García, Laura Bolón y Francisco Pancho Loyola, acróbatas, payasos, malabaristas, artistas que deciden dar una oportunidad a la utopía con sus manos.

Tras su estreno malagueño, Sánchez tiene previsto llevar La carpa a diversos festivales del territorio nacional, algunos de los cuales han mostrado ya su interés en proyectar la obra. Para el futuro, el director tiene claro que su adhesión al documental no es cosa de un día y aspira a realizar nuevas películas en este formato, con temas de actualidad como el de los asustaviejas. Mientras, espera que La carpa "tenga la máxima vida que puede tener una película como ésta, lo que dependerá de la respuesta de los festivales y de la posible emisión en televisión". De cualquier forma, el proceso creativo, que se ha prolongado durante un año en los estudios de la productora Emedialab, "acaba de terminar y habrá que plantear bien la distribución".

¿Y la carpa? "Actualmente se encuentra guardada en un contenedor. Se está negociando su continuidad, aunque, seguramente, ya no será en Pizarra". De cualquier forma, su existencia ha quedado ya inmortalizada para la posteridad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios