La OFM refuerza su intención didáctica para el próximo curso

  • La Filarmónica presenta una temporada que combina algunas claves ya acuñadas por Edmon Colomer con obras y autores nunca antes interpretados en la ciudad

Con el futuro Auditorio de la Música como marco inevitable (el alcalde, Francisco de la Torre, y el delegado provincial de la Consejería de Cultura, Manuel Jesús García, se cruzaron tanto decididas intenciones de trabajo conjunto como acusaciones solapadas por la paralización del proyecto), la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM) presentó ayer el contenido de su temporada 2011 / 2012, en un acto en el que participaron los citados De la Torre y García; el director titular de la orquesta, Edmon Colomer; el gerente de la misma, Juan Carlos Ramírez; y el nuevo concejal de Cultura, Damián Caneda, quien se sumó a la foto final aunque no subió a la tribuna de intervenciones. Más allá de polémicas que a menudo no conducen a nada, cabe saludar el empeño de la OFM en convertirse en instrumento didáctico, en dar a conocer a su público (presente y futuro) obras y autores no precisamente demasiado populares. En esta orientación se percibe especialmente la mano de Edmon Colomer, quien ya ha logrado imprimir en la temporada que acaba una muy interesante aproximación a la música con registros y épocas que buena parte de los aficionados malagueños echaban en falta hasta su llegada. Buena parte de esas claves se repetirán en la próxima temporada junto a novedades ciertamente atractivas.

El mismo Colomer lo dejó bien claro: "Somos conscientes de que es difícil sacar adelante este proyecto y adaptarlo a la realidad de hoy. Y no sólo por la crisis económica, sino, especialmente, por la crisis de la educación. La Filarmónica debe asumir parte de este reto, en sus posibilidades, no sólo en un trabajo para niños, sino para todo el público". Y añadió, dirigiéndose al alcalde y al delegado: "La obligación de una institución pública es la de dar a conocer lo que todavía no se conoce, aunque el público pudiera no estar muy interesado en un principio en la propuesta".

La primera cita de la temporada, el 16 de septiembre, continúa el homenaje a Mahler con su Sinfonía nº3 en re menor. Entre las novedades, destacan un concierto de Navidad con villancicos andaluces orquestados ex profeso, un concierto de Semana Santa dedicado a Tomás Luis de Victoria (con Falla y Wagner como invitados para una contextualización decisiva) y un último programa dedicado a Málaga con obras de Albéniz, Debussy y Chabrier que indagan en la influencia universal de la Malagueña. Hay programas dedicados a la Escuela de Viena (con obras de Schoenberg y el antequerano Manuel Hidalgo), a Von Weber, a Ernö Dohnányi y a referencias literarias como Nietzsche, Rückert, Ritter y Verlaine, así como a una perspectiva basada en la danza como aproximación a Beethoven, los paisajes románticos con obras de Schumann y Mendelssohn y al agua como inspiración para la música a través de Berlioz, Menotti y Respighi. Entre los solistas invitados, destacan el pianista Javier Perianes y la soprano Ruth Rosique. El plazo de renovación de abonos transcurrirá del 17 al 29 de este mes, y el 21 y 22 de julio se podrán adquirir los nuevos abonos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios