libros

Palabra de Seiscientos

  • El periodista madrileño Jorge Todolí publica una colección de anécdotas de sus entrevistas a famosos en el clásico coche español

Juan Aguirre y Eva Amaral posan con Todolí ante el coche. Juan Aguirre y Eva Amaral posan con Todolí ante el coche.

Juan Aguirre y Eva Amaral posan con Todolí ante el coche.

Confesiones en un Seiscientos. Más de 50 grandes anécdotas con famososes el título del libro en el que el periodista madrileño Jorge Todolí relata algunos de los muchos momentos que ha vivido a bordo de un vetusto Seiscientos, que ya ha cumplido medio siglo desde su fabricación, en el que desde hace tres años realiza entrevistas a distintos personajes famosos, mientras que da un paseo por Madrid y graba con una cámara fija GoPro. Las entrevistas, más de 70 hasta la fecha, se pueden ver a través de la web Autoentrevistas.com y en el canal de YouTube. Y el libro de Todolí, prologado por Juan Luis Cano, es un resumen de las anécdotas vividas con esos famosos y contadas por ellos en el distendido clima que se recrea en el clásico utilitario español.

La idea surgió hace tres años en el cumpleaños de un amigo propietario de un Seiscientos matriculado en 1966 y al que le regalaron una GoPro. Entonces, dieron una vuelta por el barrio y grabaron. Poco después, el periodista fue dando forma a su proyecto y grabó una primera charla, a modo de programa piloto, con su padre a bordo del coche.

El resultado de ambas pruebas convenció a un Jorge Todolí que, por aquel tiempo, andaba enfrascado en su libro Sexo, muerte y clics. Las noticias que le gustan a tu cerebro, "un texto sobre el nuevo periodismo y sobre cómo hacen los editores para persuadir a los lectores de los digitales de que pinchen en sus noticias. Además, coincidió con una entrevista que realizó a Juan Luis Cano, a quien no dudó en contar una idea que gustó al comunicador.

Con él, precisamente, comenzó una aventura que no ha parado desde abril de 2015 y por la que han pasado ya más de 70 invitados. Entre otros, José Luis Cuerda, Ara Malikian, Wyoming, Miguel Ríos, Amaral, Tomasito, Miguel Ángel Valero, El Langui, Miguel Ríos, Cristina Pardo y Pablo Carbonell. El polifacético gaditano protagonizó una anécdota "muy de Carbonell": Jorge fue al portal de su casa a recogerlo en el coche pero a Pablo se le había olvidado la cita y se había quedado dormido. Lo pilló de casualidad porque, en su despiste, apareció por casualidad al bajar de su domicilio para ir al banco.

Reconoce Todolí que sus entrevistas no son "profundas". No es, de hecho, lo que persigue: "Son entrevistas adaptadas al entorno, no voy buscando el titular. Las llamo entrevistas humanas en un coche; nos damos un paseo y el personaje, el invitado, saca la parte más humana de él mismo, y por eso cuentan anécdotas que no cuentan en otro sitio, porque el escenario es perfecto, el coche clásico, el del pueblo español de toda la vida".

"Es un formato de entrevista -insiste el periodista madrileño- que me encaja mucho por mi manera de ser, porque no soy de punzar en el invitado, sino lo contrario. El objetivo es mantener una charla distendida, reírnos, ser espontáneos y pasar un rato agradable mientras hacemos periodismo, que es de lo que se trata. Doy a conocer una cara del invitado famoso que normalmente no se ve".

Las entrevistas finalizan, ya con el coche parado, con un músico o dos que interpretan un tema musical en el asiento trasero del coche a modo de obsequio para el entrevistado.

Después de tres años de trabajo, Jorge Todolí consideró que era el momento de editar un libro -que se puede adquirir a través de la web- en el que pudiera recoger las mejores anécdotas de sus invitados y que se complementa con un álbum de fotos de sus invitados. El prólogo ha sido escrito por Juan Luis Cano y Joaquín Reyes le hizo una viñeta "muy chula" de ambos en un Seiscientos que suele conducir el propio Todolí, una tarea que no es sencilla, pero que se han atrevido a coger algunos de los entrevistados.

La intención del periodista es continuar con su proyecto, quien sabe si llamar la atención de alguna televisión y seguir buscando invitados. Pocos políticos han pasado por el asiento del copiloto del Seiscientos: Errejón, Garzón o el popular Borja Sémper. Y Todolí reconoce: "Es muy complicado; futbolistas y políticos son los más difíciles de conseguir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios