Paloma San Basilio se despide de la música con un 'hasta luego'

  • La cantante celebrará en 2013 su última gira a ambos lados del Atlántico

No siente nostalgia, tampoco tristeza por la decisión tomada, decir un "hasta siempre" a la música, a la que ha dedicado más de 40 años de su vida, y es así porque Paloma San Basilio está llena de proyectos para la nueva etapa vital que ahora inicia. Y de entre todos ellos destaca uno: la pintura.

Sí, la pintura, una afición de infancia y juventud que, después de permanecer dormida durante mucho tiempo, hoy se ha convertido en pasión, desde que hace ocho años decidiera pasar largas temporadas en su casa frente al mar de Cádiz, donde amigos pintores no pararon hasta conseguir que retomara los pinceles. "Voy a pintar porque me gusta pintar", comenta por teléfono Paloma San Basilio desde su refugio en el Sur. La decisión de pintar -"mis obras son abstractas, con mucho color y hasta ahora sin firma", precisa- y de exponer por vez primera en su vida -el próximo día 14 en Sevilla- es paralela a otra en la que ya venía pensando desde hace tiempo: poner fin a su carrera musical. Decir "hasta siempre" a algo que fue también pasión, la música, y durante cuatro décadas. "Prefiero decir hasta siempre que adiós. Es más bonito, suave, sutil... Es un cambio de ciclo vital", argumenta la San Basilio al hablar de una decisión muy meditada. "Cada etapa en la vida -continúa- tiene unos componentes, unas necesidades, una filosofía. Y las mías en este momento son otras". Habla de la necesidad de "ir hacia adelante", de no quedarse parada nunca, "en ninguna etapa", algo que, asegura, ha hecho siempre en su vida y que quiere seguir haciendo. "No hay excusas para quedarse quieto", insiste.

Su adiós musical, aunque a ella no le guste la palabra, durará todo 2013, cuando tiene previsto realizar una extensa gira de conciertos que le permitirá despedirse de su público español y del latinoamericano. Una gira de agradecimiento a un público que le ha sido fiel durante tanto tiempo. "Me parece una ordinariez -bromea- irme de una casa a la que he sido invitada sin decir adiós".

Y como huye de la palabra "adiós", Paloma San Basilio quiere que tan extensa gira de conciertos en ambas orillas del Atlántico lleve precisamente por nombre Hasta siempre. "Quiero dar las gracias a la gente por seguirme, por estar ahí. Agradecer lo recibido".

Paloma San Basilio se va, dice, en un buen momento de su carrera, "podría seguir, pero en otras direcciones", apostilla, con la voz intacta y una íntima sensación de paz. "Era -comenta- algo que venía gestándose dentro de mí. No es nada forzado. Siempre he hecho, y hago, las cosas en el momento en que he pensado que las tenía que hacer. Es algo natural, que va de dentro hacia afuera". Una decisión "natural, lógica, coherente" para dejar atrás una carrera que la ha llevado a los escenarios más prestigiosos del mundo, a grabar más de una treintena de discos, todos ellos superventas de oro o platino, a compartir escenario con muchos grandes (Plácido Domingo, José Carreras,...) y a atesorar más de treinta galardones. "No siento sensación de ruptura, ni de nostalgia. Me hace mucha ilusión recuperar la libertad, que cada día es un bien más preciado", reflexiona en voz alta Paloma San Basilio, que habla con apasionamiento de la etapa vital que ahora se cierra.

"Ha sido larga y maravillosa, apasionante, sorprendente y me ha aportado también mucho como persona. Me ha hecho ser quien soy ahora. ¡He visto tanto, sentido tanto,...!", recuerda ahora, cuando está a punto de dejar los escenarios, que sólo volvería a pisar en situaciones excepcionales, si, en su condición también de actriz, le ofrecen un papel interesante, "sin que tenga que cantar", puntualiza, o si la llaman para participar en un concierto benéfico. "He ido a cara descubierta, sin apoyarme en nada, sin oportunismo y sin utilizar a nadie para avanzar. Me siento orgullosa de ser como soy, de nadar a contracorriente cuando ha sido necesario, de ser coherente y honesta. Nunca hice nada en lo que no creyese", afirma quien asegura haber sido "fundamentalmente feliz" con la música. En cuarenta años "ha habido más ratos placenteros que sinsabores. ¡Sí, por favor!. Ha habido dolor a nivel personal, por la pérdida de muchos seres queridos", comenta la renovada artista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios