Cultura

Piden a la Junta que aclare el futuro de la Biblioteca Andalusí de Tombuctú

  • El Centro de Estudios Históricos de Andalucía reclama información a la Consejería de Presidencia, que aportó 120.000 euros al proyecto

El Centro de Estudios Históricos de Andalucía ha reclamado hoy a la Junta que aclare el futuro de la Biblioteca Andalusí José Ángel Valente de Tombuctú (Malí), que consideran un "pilar fundamental" de la historia de la comunidad porque conserva 300 manuscritos de autores andaluces. El presidente del Centro de Estudios Históricos de Andalucía (CEHA), Rafael Sanmartín, ha pedido a la Consejería de Presidencia mayor información sobre las actuaciones presentes y futuras del "valioso fondo bibliográfico" andalusí localizado en la ciudad africana de la curva del Níger.

Sanmartín ha recordado en un comunicado que hace siete años acabaron las obras de la biblioteca de Tombuctú, en la que la Junta aportó 120.000 euros, y lamenta que las actuaciones posteriores no han tenido "continuidad" ni han culminado "con éxito suficiente para los investigadores". Tras el fin de las obras "parece que no se ha puesto en valor" la biblioteca y Presidencia no ha facilitado información acerca de las labores que se han desarrollado ni del estado de las investigaciones realizadas. "Los fondos andalusíes de Tombuctú ofrecerán, muy seguramente, a la historia de Andalucía lo mismo que los Manuscritos del Mar Muerto aportaron al conocimiento del cristianismo primitivo", ha aseverado el presidente del CEHA. Por todo ello, consideran de "vital importancia" contar con información digitalizada de los manuscritos depositada en alguno de los centros universitarios o de investigación pública radicados en Andalucía para que puedan ser analizados y difundidos.

Esta propuesta, ha señalado el presidente del CEHA, será trasladada a los grupos políticos andaluces para que se interesen y realicen un seguimiento de las actuaciones previstas. El CEHA subraya que el 30 de junio de 2002, Ismael Diadié Haidara Kati llegó a un acuerdo con la Junta de Andalucía, a través de la extinta Consejería de Relaciones Institucionale, para la salvaguarda del legado cultural en Tombuctú de la familia Kati. Ese legado incluía más de más tres mil manuscritos, de los que 300 son de autores andaluces, 100 de renegados cristianos, 60 de comerciantes judíos y más de 2.500 de variada temática árabe medieval.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios