El Prado siembra dudas sobre 'El Coloso'

  • Los expertos del museo creen que el cuadro no fue pintado por Goya, sino por Asensio Juliá, un discípulo del pintor aragonés

Los expertos del Museo del Prado consideran que El Coloso no fue pintado por Francisco de Goya, aunque la pinacoteca esperará a que concluyan las investigaciones en curso para descartar "taxativamente" la autoría de esta obra, tradicionalmente atribuida al maestro aragonés. La jefe de conservación de pintura del siglo XVIII y experta en Goya, Manuela Mena, y el jefe de conservación de pintura del XIX, José Luis Díez, explicaron ayer las últimas investigaciones realizadas sobre El Coloso, que estos especialistas del Museo se decantan por atribuir a Asensio Juliá, discípulo de Goya.

Mena consideró que la obra desde abajo "corresponde a otra mano distinta" a la del maestro de Fuendetodos, y que la figura del gigante, "muy clasicista, no corresponde a su forma de hacer". No obstante, el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, no quiso descartar "taxativamente" la autoría de Goya en el cuadro, e instó a esperar a que finalicen las investigaciones de los expertos.

Zugaza señaló que la pinacoteca terminará ahora el estudio iniciado y, con sus conclusiones, se cerrará "el círculo de todas las evidencias para no pensar en una obra de Goya" y se abrirá una nueva etapa de investigación que tratará de reconstruir la personalidad de Asensio Juliá. Cuando concluyan esos estudios y se publiquen en el Boletín del Museo del Prado (a finales de año), se informará a los visitantes de las conclusiones y del nuevo estatus que adquiera el cuadro a propuesta de los conservadores.

Para Mena, El Coloso se corresponde con lo que en pintura se denomina pastiche, y está realizado "con diferentes piezas combinadas de otra forma". De esa forma -dijo- la imagen del gigante sentado en El Coloso de Goya es "transformada y alterada", y las pequeñas figuras que corren bajo el gigante -asnos, caballos y toros- aunque son de la iconografía habitual del pintor aragonés "están mezcladas de otra manera" y están inconclusas, algo "totalmente impensable" en Goya extremadamente perfeccionista. En su opinión, El Coloso no es una obra que encaje "con la técnica, la forma de pintar, la simbología, la metáfora y la poesía de Goya", se aleja -dijo- de la obsesión del maestro por pintar con rasgos perfectamente definidos la realidad y la naturaleza.

Una parte fundamental de las investigaciones realizadas por el Prado es la realizada por el jefe de conservación de Pintura del XIX, José Luis Díez, quien adivinó en el margen inferior izquierdo de la pintura las iniciales AJ, que se podrían corresponder con las de Asensio Juliá, aunque en algunos cuadros documentados como suyos firma con el apellido completo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios