Publican la antología de coplas que Gerald Brenan dejó inédita

  • El hispanista británico reunió un millar de piezas que para él explicaban "el alma hispana"

Con el título La copla popular española (Editorial GEU) acaba de publicarse la antología de algo más de un millar de coplas y el estudio introductorio que el escritor británico refugiado en la Alpujarra Gerald Brenan (1984-1987) dejó inéditos en el momento de su muerte. Hace dos años, el profesor granadino Antonio José López se hizo con estos inéditos de manos de la albacea de Brenan, Lynda Nicholson, ya fallecida y cuyo hijo y actual albacea del escritor británico, Carlos Pranger, es autor del prólogo del libro.

"Brenan vio en la copla el alma hispana", y entendió que su principal valor literario y poético residía "en ese decir lo que no se dice" o capacidad alusiva de las letrillas de la tradición popular, dice López, responsable de esta edición y del estudio de un centenar de páginas que precede la antología.

El breve estudio introductorio de Brenan "es válido tanto para las personas que tienen conocimientos como para los que no", explica López, que sostiene que Brenan, autor de El laberinto español, intuyó que la copla podría desaparecer de las costumbres españolas -de hecho, señaló el profesor granadino, sólo pervive ya en el flamenco, pero ha dejado de cantarse en los pueblos y en el campo- y hasta tradujo algunas de ellas al inglés, aunque por su carácter alusivo "son muy difíciles de traducir a otro idioma".

Según López, Brenan buscó las coplas en varios cancioneros y estudios clásicos, fundamentalmente el de Francisco Rodríguez Marín, pero también efectuó cierto trabajo de campo, sobre todo en la Alpujarra, y se carteó con un miliciano del Quinto Regimiento que le envió "coplas de la Guerra Civil".

Aparte de su "belleza intrínseca", el autor británico valoraba especialmente esta forma de lírica porque, "con la excepción de Sicilia y algunos países balcánicos, es la única poesía que se mantiene viva en Europa en la actualidad; no se ha transmitido de boca en boca desde el pasado sino que se compone, recompone y se canta", escribió Brenan en su introducción, antes de agregar que, a diferencia de la balada inglesa y de la chanson francesa, la copla representaba "un estadio en la poesía popular sin parangón en cualquier otro país europeo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios