Rafatal encuentra su tiempo

  • Ingrid Rubio y Fele Martínez protagonizan 'Los minutos del silencio', el debut en el 'largo' del malagueño

Durante 28 días Rafael Robles vio - como manda los tópicos-, su sueño hecho realidad, o mejor dicho, su "plegaria atendida". Así es como el realizador malagueño prefiere denominar al logro de tener como protagonistas de su primer largometraje a Ingrid Rubio y Fele Martínez. Rafatal (como se le conoce en el gremio) admiraba el trabajo de estos dos actores, "desde que era adolescente", y pensó en ellos para conducir un thriller policiaco en formarto de Tv movie. "Estaba saturado de comedia y además me encanta ponérmelo difícil", confiesa. Con esta necesidad en mente ha dado forma a Los minutos de silencio,una trama en torno a un periodista de sucesos que tiene que investigar la sospechosa muerte en la cárcel de un detenido. Para articular la historia, Rafatal se nutrió de recortes de prensa con historias similares. Aún así el resultado fílmico, advierte, "es pura ficción".

Producida por Toma 27, Canal Sur y Fatal Tormento Films (su propia productora), Los minutos del silencio le debe mucho a la admiración de su director, guionista y coproductor por aquellas series de Pedro Costa que el malagueño devoraba con apenas ocho años. Así, La huellas del crimen ó Sucesos le han servido de inspiración para relatar su propia investigación, al más puro estilo "novelesco", añade. Tanto el rodaje como el elenco que acompaña a Ingrid Rubio y Fele Martínez es casi en su totalidad andaluz. Los televisivos Eduardo Velasco, Antonio Dechent y Juanma Lara son sólo una pequeña parte de un cartel de unos 40 actores, que incluye a la veterana actriz bilbaína Terele Pávez.

Rodado en escenarios de Torremolinos, Predregalejo, La Araña, Gamarra y Carranque, además de en Barcelona, Los minutos del silencio gozó de un madurado trabajo previo. "Tuvimos 15 días de ensayo intensivo, haciendo lecturas hasta por teléfono", recuerda su director. A pesar de la ilusión y el esfuerzo depositado en su debú en el largometraje, Rafatal reconoce que sintió "vértigo". El que impone volcar a la pantala 120 páginas de guión, "en vez de las diez de un corto", comenta. Tras un año de escritura, tres versiones posteriores y unos cuantos meses más de pre-producción, el malagueño se siente "muy satisfecho" por el resultado y la respuesta del público en los festivales por donde ha pasado- a Canal Sur llega el próximo marzo-. La Seminci de Valladolid, Alcalá de Henares y Huelva han sido ya testigos de esta producción, con un coste "aun no cerrado" de 900.000 euros. Rafatal recuerda cómo en Huelva "en el tercer pase se agotaron las entradas", afirma ufano.

El cine concebido para la televisión es en Europa "un mercado sin explotar", que abarata costes, reduce tiempos y permite un mayor recorrido por festivales. Para Rafatal, además, es un contenedor idóneo en el que se reflejó su generación. "Los de la cultura del vídeo y de la televisión", apostilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios