Ringo Starr vuelve a EMI con la publicación de 'Liverpool 8'

  • El músico participa en la composición de todos los temas

Comentarios 0

Ringo Starr acaba de publicar Liverpool 8, un álbum cargado de guiños a los seguidores de los Beatles con el que ha regresado a su ciudad natal y a EMI, la discográfica con la que logró sus éxitos.

Mundialmente conocido por su nombre artístico, Richard Starkey (Liverpool, 1940) ha contado con la colaboración de Dave Stewart -integrante de Eurythmics junto a la vocalista Annie Lennox- para elaborar este disco, en el que ha participado en la composición de sus doce temas.

El álbum ha salido a la venta pocos días después de que Ringo reapareciera en Liverpool el pasado día 12, para protagonizar de manera estelar el concierto con el que se inauguraron los eventos programados para este año en la ciudad, elegida como capital europea de la cultura.

Liverpool 8 comienza con el tema que da título al disco, un corte en el que el célebre batería emprende "una especie de viaje autobiográfico", según la confesión del músico, que ha reconocido su gran implicación emocional con esta canción en concreto.

Ringo, que cita en la letra de esta composición a sus viejos compañeros ("George y Paul, y mi amigo John"), recuerda las correrías juveniles del grupo en Hamburgo y la posterior fama mundial, con las actuaciones en el Shea Stadium de Nueva York y la sucesión de números uno en las listas de éxitos.

Y lo cuenta con el mismo estilo naif y jovial que ha caracterizado al que el público consideró siempre el beatle más cercano.

No es la única concesión a la nostalgia de un disco que recurre a los trucos más reconocibles de las sesiones de grabación de los Beatles (entre ellas, incluir cintas al revés, así como voces accidentales al final de las canciones).

La producción de Dave Stewart ha intentado recrear además el sonido de algunas canciones que Ringo interpretó en su época con los Beatles, como Octopus garden, un tema que escribió para Abbey Road (1969).

Stewart y un grupo eficaz de músicos han cortado un traje a la medida del personaje de Starr, quien a sus 67 años cumplidos no piensa ya en revoluciones artísticas, sino más bien en pasar un buen rato.

Con estas premisas, Liverpool 8 discurre adecuadamente hasta que Ringo se salta el guión para introducir una nota exótica con un tema llamado Pasodobles, cuya instrumentación, para pasmo de sus admiradores, recuerda a la banda sonora de las aventuras de El Zorro.

Ringo no se ha tomado demasiado en serio su carrera musical en solitario, que arrancó a comienzos de los años setenta, tras la separación de los Beatles, con algunos éxitos, especialmente en Estados Unidos, donde logró dos números uno en 1973 con los temas Photograph -escrita junto a George Harrison- y You're sixteen.

El músico británico alternó la publicación de sus discos en solitario con sus colaboraciones como batería de la "alta sociedad" del rock, algunas de ellas acompañado de sus antiguos compañeros de grupo.

En 1974 abandonó EMI -la discográfica de los Beatles- tras la edición de Goodnight Vienna y sus sucesivos trabajos se espaciaron en el tiempo y se saldaron con un impacto menor en el público.

Ringo ha tomado el camino contrario al de numerosos artistas que han dejado EMI en los últimos tiempos (Rolling Stones, Radiohead o el propio Paul McCartney) y ha vuelto a la discográfica con la que vivió sus mejores momentos.

Aunque sus méritos como batería no siempre han sido valorados con justicia, nunca fue un buen cantante ni un compositor genial, pero Richard Starkey ha dejado el nombre de Ringo Starr escrito en los libros de la historia de la música.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios