Rocío Molina, única artista malagueña convocada a la Bienal de Flamenco de Sevilla

  • La próxima edición del ciclo se celebrará del 10 de septiembre al 11 de octubre

La decimoquinta edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla, que se celebrará del 10 de septiembre al 11 de octubre, ofrecerá 66 funciones de 54 espectáculos distintos, de los que 25 son estrenos -23 absolutos y 2 nacionales-, y se abrirá con una gala-homenaje a Manolo Sanlúcar por sus 50 años de producción. En la programación, presentada ayer, sólo hay prevista una representación malagueña, la de la bailaora Rocío Molina, que participará en el montaje Mujeres de Mario Maya y presentará su última producción escénica, Oro viejo. La presencia de Molina en la Bienal confirma su imparable proyección nacional.

Durante 32 días, con un aforo que se ha ampliado a más de 45.000 butacas, el ciclo se desarrollará en siete escenarios: los teatros de la Maestranza, Lope de Vega, Central y Alameda, el Hotel Triana, el Auditorio Rocío Jurado y como novedad la Plaza de San Francisco para la gala inaugural, dedicada a la trayectoria de Manolo Sanlúcar. Esta edición, bajo el lema Las Músicas del Flamenco, aúna "diversidad y creatividad", y aumentan sus funciones y estrenos para que sea "más sólida", tras barajarse 160 propuestas, "pero todas no caben desgraciadamente", indicó ayer su director, Domingo González.

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, calificó ayer la Bienal como "un referente de la oferta flamenca en todo el mundo y un proyecto de ciudad", que tuvo en 2006 un impacto en el sector turístico de 7,3 millones de euros que este año, con 2,5 millones de inversión, esperan subir un 18%. La XV edición se divide en ocho ciclos, dedicados a distintos registros y estéticas del flamenco clásico y actual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios