Rodríguez Oliva pide la unión del Teatro Romano y la Alcazaba

  • El arqueólogo sugiere la creación de un nuevo complejo monumental en Málaga

Desde su casual hallazgo en 1951, el Teatro Romano de Málaga ha sido objeto de varias intervenciones de restauración y de numerosos trabajos de investigación. El catedrático de Arqueología de la Universidad de Málaga, Pedro Rodríguez Oliva, destacó ayer que una de las intervenciones que se deberían hacer una vez finalizadas las investigaciones de los restos arqueológicos sería "la integración del Teatro en el conjunto monumental de Málaga como son la Alcazaba y la calle Alcazabilla, ya que se encuentra ubicado en una zona paisajística. Se debería presentar una conexión del Teatro Romano y la Alcazaba con la ladera", afirmó el también miembro del comité malagueño de expertos para la Capitalidad Cultural de Europa en 2016, que hoy imparte la conferencia El teatro de la Málaga Romana: pasado presente y futuro, en Ámbito Cultural de El Corte Inglés a las 19:30.

"Mi conferencia se centra en un tema monográfico del monumento de la Málaga romana. Durante poco más de una hora hablaré sobre el pasado de los restos arqueológicos, los cambios que sufrió desde el siglo I al siglo III, su posterior abandono así como su descubrimiento en 1951", adelantó Rodríguez Oliva. El catedrático iniciará su ponencia con las transformaciones que sufrió el Teatro durante los tres primeros siglos de nuestra era. "En el siglo I Málaga se convirtió en un municipio romano, algo que produjo la remodelación y mejora del Teatro, pero en el siglo III, el monumento sufrió un gran abandono", destacó.

Tras su visita al pasado, en la que también analizará el derribo de la Casa de la Cultura, en 1995, que estaba edificada sobre los restos arqueológicos, Rodríguez Oliva hará una parada en el presente. "El Teatro Romano es uno de los monumentos más significativos de Málaga y hace poco tiempo que la gente lo está valorando. Todavía se deben finalizar las intervenciones que se están realizando en el monumento y una vez acabadas, plantear algunas cuestiones sobre su futuro". Así, el experto explicó que, una vez acabadas las tareas de investigación, "no se debería hacer una intervención moderna. En mi opinión, en el Teatro Romano de Málaga no se puede hacer una restauración como la que se realizó en el Teatro Romano de Sagunto. No se puede hacer una reconstrucción exagerada", afirmó el arqueólogo, quien resaltó que ya no queda "casi nada" por excavar pero que aún hay que "tratar y cuidar los restos arqueológicos del teatro".

Pedro Rodríguez Oliva aseveró que estos cuidados no impiden que la gente pueda "disfrutar de los restos arqueológicos; actualmente se realizan actividades con los estudiantes", recordó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios