Sahares Ripoll opta al Goya con un corto rodado en 'stop motion'

  • La realizadora argentina residente en Málaga presentó ayer en el CAC su filme, nacido como proyecto de fin de estudios

Lo que nació como un proyecto final de sus estudios de Dirección de Cine de Animación para Victoria Sahores Ripoll se convirtió, después de muchas horas de trabajo, en el cortometraje El señor del abrigo interminable, que ahora es uno de los cinco aspirantes al Goya al mejor corto de animación. "Ha sido una sorpresa. Verme aquí es una maravilla, un regalo enorme para mi trabajo y un estímulo para seguir trabajando", afirmó Sahores Ripoll, que presentó ayer el cortometraje en el CAC Málaga.

El proceso de elaboración del filme se prolongó durante diez meses mientras finalizaba sus estudios en Madrid, explicó la directora nacida en Buenos Aires en 1985 y afincada desde hace diez años en Málaga, que admite que estar entre los diez semifinalistas del Goya "ya fue un regalo", y ahora está "alucinando".

El cortometraje, de siete minutos y medio de duración, ha sido rodado mediante la técnica de animación stop motion, que crea la apariencia de movimiento mediante una sucesión de imágenes fijas, y los personajes son muñecos de silicona con una estructura interna de alambre. "Es la historia de un hombre que se compra un abrigo, y éste empieza de repente a crecer cada vez más y a enredarse con sus amigos, por lo que se cuenta el viaje que hace para evitar que eso siga ocurriendo", explicó al respecto la directora.

Sahores Ripoll cursó primero Fotografía Artística en la Escuela de San Telmo de Málaga, después de haber respirado desde su infancia un ambiente familiar en el que el arte "se vivía como algo normal", y durante esos estudios vio una película con la que descubrió la técnica stop motion. "Vi que era lo que más me gustaba, porque engloba todo lo que quería hacer, desde la escultura hasta los retoques fotográficos o la posibilidad de hacer la música, y empecé a buscar lugares donde poder estudiar, hasta que decidí ir a Madrid", señaló.

Después de haber pasado por algunos festivales, cree que El señor del abrigo interminable sigue teniendo "un poco más de vida útil" en estos certámenes, y a continuación estudiará los siguientes pasos que dará la obra. "Espero que ser candidata al Goya sea una ayuda, también para los próximos proyectos que tengo, y que sea un empujón para seguir trabajando", afirmó Sahores Ripoll, que ya tiene entre manos "dos piezas pequeñas de las que no se puede contar mucho, y que son el preludio para otra más grande", a realizar igualmente con la misma técnica stop motion, que la cineasta considera su "alimento".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios