Simic cree que no hay nada que refleje mejor al hombre que la poesía

  • El poeta serbio-estadounidense y ganador del premio Pulitzer clausuró ayer en Córdoba Cosmopoética 2011 y reflexionó sobre distintos conflictos bélicos

El poeta serbio-estadounidense y ganador del premio Pulitzer Charles Simic considera que la poesía no cambiará por la irrupción de las nuevas tecnologías ya que es lo más "primitivo" del ser humano y su fuerza reside en el hecho de que no hay nada en el mundo que refleje mejor al individuo. Simic, que junto a José Manuel Caballero Bonald, Coral Bracho, Cees Nooteboom y Pilar Paz Pasamar clausuró ayer la octava edición de Cosmopoética 2011, negó con rotundidad que la poesía esté muerta y le auguró un buen futuro, porque es lo único que puede captar los "elementos básicos de la condición humana: los sentimientos".

Simic sostiene que no hay nada más universal que la poesía y ahora, al contrario de lo que pasaba antes, "todo el mundo le e poemas de todo el mundo".

"Hace cincuenta años estaba en París con unos colegas y les pregunté su opinión sobre Blas de Otero o Miguel Hernández y muchos no tenían ni idea. Ahora todos leen cosas de todos", opinóSimic, quien cree que aunque que el número de lectores puede haber disminuido, ahora la "audiencia es más universal".

El autor de obras como Desmontando el cielo, El mundo no se acaba o de Ojos sujetos con pinzas centra gran parte de su obra en los conflictos bélicos y en las atrocidades que él mismo vivió durante la II Guerra Mundial cuando era un niño. "Si escribes contra la guerra, tu país te califica como un antipatriota y esto es un problema", según Simic, quien explicado que no puede abstraerse de la terrible situación que vive la población civil de los países en conflicto porque él sabe lo que están pasando.

"Cuando veo o leo algo de la guerra puedo imaginarme a las personas que intentan encontrar algo de agua o alimentos para alimentar a sus hijos mientras caen las bombas", manifestó Simic, quien confesó que aunque sabe que la poesía en sí misma no puede hacer nada para evitar estas situaciones necesita escribir porque no puede olvidar a las víctimas. Sobre las revueltas populares de los países árabes, Charles Simic, reconocido como poeta laureado de los Estados Unidos en quince ocasiones -una de ellas por la Biblioteca del Congreso estadounidense-, afirmó que lo que está ocurriendo es algo "maravilloso". Pero también advierte de que es difícil predecir cómo van a terminar porque "los dictadores no están solos. Tienen ayuda de gente muy poderosa".

Respecto a la guerra de Libia, el poeta reconoció cierto hartazgo cuando las fuerzas aliadas esgrimen razones humanitarias ya que, en su opinión, no están interviniendo para ayudar a la población civil sino para controlar el petróleo. Por otra parte, Charles Simic lamentó el "narcisismo" de la sociedad actual y ha asegurado sentirse muy "extraño" cuando observa a la juventud estar más "desconectada" que nunca. "Da miedo que nadie hable con nadie", declaró Simic, quien ve una paradoja que la gente crea que ahora se comunican más que nunca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios