Tàpies recibe en su fundación de Barcelona un adiós multitudinario

  • El autorretrato con calavera 'Terrós' actúa como féretro en una emocionante jornada en la que los asistentes destacaron la humildad y la energía del artista.

Comentarios 7

Miles de ciudadanos escribieron ayer emocionadas palabras de afecto al fallecido artista Antoni Tàpies en el libro de condolencias abierto en una sala de su fundación en Barcelona junto a la obra Terrós, un autorretrato con calavera que la familia quiso instalar para su despedida.

"Es muy hermoso poder despedirse de Tàpies viendo su obra, porque él se comunicaba con su obra... y lo seguirá haciendo", dijo Eulália Tarrés, una de las muchas personas que hicieron cola para firmar en el libro de condolencias y después pasearon por la sala donde se exponen obras especialmente seleccionadas para la ocasión.

"A Antoni Tàpies le hubiera gustado esta despedida porque la sala está llena de personas que aprecian su arte", señaló el presidente de la fundación, Xavier Antich, que recordó que el artista era una persona "austera y humilde" a la que no le gustaban los actos protocolarios y se comunicaba con la gente a través de su arte.

"Él defendía que lo importante no es el artista sino su arte, por eso la familia ha querido situar la obra Terrós en el lugar que ocuparía el féretro en una ceremonia funeraria tradicional", aclaró Antich.

"Es un día triste pero a la vez alegre, porque nos deja muchas cosas, nos deja todo este legado, nos deja toda su energía, y él pasa a otro estadio", apuntó Susana Menéndez, una joven ecuatoriana que vive en Barcelona y admira a Tàpies.

Gentes de todas las edades y condiciones acudieron a la Fundación Tàpies a dar su último adiós al artista, aunque el grueso de los asistentes durante las primeras horas de esta jornada de puertas abiertas estuvo formado por personas mayores que recuerdan su larga trayectoria. "Era un gran hombre que amaba mucho a Cataluña", destacó un visitante de unos 60 años que esperaba en la cola del libro de condolencias. "Yo recuerdo especialmente cuando se encerró en Montserrat. Ha hecho mucho por nuestro país", subrayó, en la misma línea, su esposa.

Unos puestos más atrás en la misma fila, otra mujer puntualizaba que, en su opinión, de Tàpies "es más interesante su obra que su faceta catalanista", y quiso destacar "estas obras tan maravillosas que nos ha dejado". "Pero su personalidad también era importante", aportaba otro de los asistentes, "porque era generoso, fuerte, honesto y perseverante".

Mientras, una mujer escribía en el libro de condolencias: "Te echaremos de menos, pero nos dejas tu obra y te vas con los tuyos, con Miró y Picasso".

Las condolencias se sucedieron a lo largo de todo el día. Los reyes y los príncipes de Asturias enviaron sendos telegramas de condolencia a la familia del pintor. También lo hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que espera que la obra del catalán permanezca en la memoria de todos "como una referencia de excelencia indeleble de las artes plásticas tanto en España como en el mundo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios