Música

'Terral flamenco' explora nuevos caminos con Dorantes y Garcia-Fons

  • El pianista lebrijano y el contrabajista francés presentan hoy en el Cervantes su disco 'Paseo a dos'.

El Festival de Verano Terral propone una sesión de "flamenco genuino y sin límites", un "romance flamenco para piano y contrabajo" a cargo de "una maravillosa orquesta de dos". La crítica nacional e internacional ha valorado de forma unánime la exploración de nuevos caminos emprendida por el pianista lebrijano David Peña Dorantes y el contrabajista francés Renaud Garcia-Fons, que acuden esta noche a Málaga con su celebrado disco Paseo a dos en la maleta. Dorantes & Garcia-Fons protagonizan una segunda sesión de Terral flamenco que traerá al Teatro Cervantes sonidos de ida y vuelta entre los que hallaremos soleás, bulerías, tangos granaínos, malagueñas, garrotines y seguiriyas fundidos a veces con aires célticos, otras con tangos argentinos, cadencias de jazz o armonías impresionistas (20:30, entradas de 11 a 32 euros).

El Teatro Cervantes recibe de nuevo a un pianista que pisó anteriormente sus tablas en 2010 en una actuación conjunta con la israelí Noa y en 2013 en el XXVII Festival Internacional de Jazz en un concierto en formato trío. Dorantes pertenece a una de las familias que más artistas conocidos ha dado al mundo del flamenco en las últimas décadas, lo que no le ha impedido deslumbrar con un instrumento tradicionalmente ajeno al mismo. El sobrino de El Lebrijano y nieto de La Perrata regresa al coliseo municipal para ofrecer un "diálogo de virtuosos" esta vez acompañado por el parisino hijo de emigrantes españoles Renaud Garcia-Fons, un contrabajista clave en el flamenco-jazz del país vecino.

Tras algunas colaboraciones ocasionales, David y Renaud decidieron juntarse para concebir su grabación conjunta, un trabajo caracterizado por su poder y sensualidad, por unas emociones puras destiladas con brillantez. El pianista sevillano y el contrabajista francés crean en vivo una atmósfera intimista que transita por la mejor tradición pianística española, el barroco, el jazz, la música experimental o sonoridades de allende los mares, pero siempre teniendo como destino el flamenco más genuino. "Nos gusta que se vean las diferentes disciplinas de dónde venimos, las distintas culturas y preparación que tenemos, y que se encuentran aquí a través del flamenco", argumenta el español.

Los dos músicos interpretan composiciones compartidas en un espacio abierto a la libertad, la improvisación y la complicidad. "El piano tiene muchas tesituras, y con Renaud he intentado también crear distintos climas, timbres, tocar nuestros instrumentos por fuera, por dentro y como sea, sacarle toda la riqueza", ha explicado Dorantes, que arguye que en la grabación exploraron todas las posibilidades del piano y el contrabajo: "Había que ocupar el mayor espacio posible para que no pareciera que estábamos solos".

Dorantes, "el Paco de Lucía de las teclas", tiene una energía creativa que desafía los parámetros convencionales del flamenco y un estilo compositivo sin precedentes, dicen los críticos. Elabora una música cargada de inteligencia, de una singular verdad flamenca con evocaciones jazzísticas. Y Renaud Garcia-Fons, "el Paganini del contrabajo", asegura que sus fuentes de inspiración son múltiples. Están cerca de la tradición flamenca, que estudia y transmite al contrabajo, pero también del jazz y las músicas mediterráneas y orientales.

Veinte espectáculos hasta el 26 de julio

Las baladas aderezadas de electrónica de John Grant abrieron el lunes 20 de junio las puertas del Festival de Verano Terral , que en su edición de 2016 completa las habituales citas en los teatros Cervantes y Echegaray con una amplia oferta de actuaciones al aire libre. En total, entre el 20 de junio y el 26 de julio pasarán por Málaga veinte espectáculos que conforman un Terral abierto a distintas ventanas creativas, a modo de mosaico. El festival distribuye sus citas en cuatro categorías: Terral world, que agrupa los grandes conciertos de rock, jazz o fado; Terral flamenco, que se escuchará en el Cervantes y en Gibralfaro; Terral étnico, con música chilena, cubana, malí y mediterráneo-brasileña, y Terral márgenes, un apartado en el que se agitarán pero no mezclarán cabaret cuajado con música, clowns, títeres y sonidos fronterizos, irreverentes o sorprendentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios