El pop de The Cranberries no defrauda en el Arena Sound

  • Simple Minds, Marlango y The Monomes completaron el cartel de ayer en Burriana

The Cranberries tampoco defraudaron en su quinto concierto en España tras siete años de separación, y ofrecieron una hora y media de pop rock desenfrenado a las miles de almas que por primera vez abarrotaron ayer el recinto del festival Arenal Sound de Burriana.

Dolores O'Riordan salió al escenario de riguroso negro y, tras un "buenas noches, people" que anunciaba su intención de interactuar con el público, lanzó los primeros acordes de Revolution, acompañados con su inconfundible baile robótico. El cuarteto irlandés demostró de nuevo que siete años no son nada y que en una gira no hay cansancio que valga, ni siquiera cuando el día anterior hubo actuación en Motril y hoy se despiden de Españ a en escenarios mallorquines.

Tras un concierto de Marlango corto de gente, las multitudes fueron acercándose a medida que llegaban las 22:00, y cuando puntualmente O'Riordan salió al escenario, el griterío se hizo ensordecedor.

O'Riordan no paró de corretear por el tablado en la hora y media que duró el concierto. Tras unos minutos en el camerino y un griterío incesante, Dolores regresó con vestido largo y corona para encarar el final del repertorio con Shattered y la intimista The journey, a la que sucedieron Promises y Dreams.

A los irlandeses les sucedieron Simple Minds, que, aunque con menos público, irrumpieron en el escenario con el simpático "hola, Burriana" de Jim Kerr y la mítica Santify yourself, y no dejaron de buscar lazos de encuentro con un público quizás demasiado joven que bailó pese a no conocer sus canciones. Marlango se presentó mucho antes en la tarde burrianense con un intimismo que rompió con el rock de The Monomes, quienes les precedieron, y que entusiasmó a base de ritmos de blues y jazz.

El de ayer fue el segundo día de conciertos de un festival, el Arenal Sound, que desde el viernes de la semana pasada ha vivido a base de música electrónica y que hoy se enfrenta a un cartel que, con la suspensión del concierto de Miguel Bosé, ha quedado reducido a las actuaciones de Iván Ferreiro, Delafé y las flores azules, y Lory Meyers.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios