El 'book crossing' regresa a la ciudad

  • Más de mil libros fueron ayer 'liberados' en Málaga dentro del proyecto de la 'Biblioteca errante'

Comentarios 1

Más de un millar de libros que habían sido dejados en plena calle para que se los llevaran y leyeran quienes quisieran fueron tomados ayer en Málaga por los lectores en un periodo de dos horas y media, en uno de los mayores actos celebrados en España para impulsar esta práctica conocida como book crossing. Más de 400 volúmenes por hora y casi siete por minuto es el resultado de esta iniciativa, los libros han volado al ser retirados a un ritmo "tremendo" desde las 10:00, ya que de los 1.200 colocados apenas quedaban cien pasadas dos horas, según explicó una de las organizadoras de esta actividad, Susana Hermoso-Espinosa. Algunos, tras leerlos los han vuelto a dejar en la vía pública para otros que los quieran y muchos se han encontrado después en bancos de la céntrica calle Larios.

Esta iniciativa de hacer circular libros en zonas públicas para que tras ser leídos sean depositados de nuevo en otros lugares con el fin de difundir la cultura literaria forma parte del proyecto Biblioteca errante. Libros viajeros por Málaga, que en su actividad de ayer ha conmemorado el Día Internacional del Libro. La actividad, desarrollada con el título Y la ciudad amaneció llena de libros por la empresa malagueña Suma Gestión Cultural, consistió en dejar los libros rodeando la escultura del escritor Christian Andersen, situada en la Acera de la Marina de la capital malagueña, colocados como montañas a modo de instalación efímera. Cada volumen va sellado, registrado y porta una leyenda con la filosofía del proyecto y la indicación de quien lo dona. Los libros puestos en la calle hoy están valorados en más de 15.000 euros y los ha donado en su mayoría la Consejería de Cultura de la Junta.

Otro de los artífices del proyecto, Marc Montijano, espera que pronto se unan a la Biblioteca errante otras instituciones de la capital, ya que además de fomentar la lectura y apoyar la cultura en Málaga, pretende "ayudar a construir el camino de cambio que conduzca a la Capitalidad Cultural de 2016". Persiguen así que la Biblioteca errante sea una seña de identidad de la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios