Una "chapuza" cotra el nombre del escritor en el callejero

Durante la presentación ayer de su libro El cine de Jardiel Poncela, Enrique Gallud Jardiel definió como "una gran chapuza" el proceso del Ayuntamiento de Madrid para eliminar el nombre de algunas calles por su supuesta vinculación con el régimen franquista. Gallud Jardiel afirmó que, al conocer este proceso, escribió a la catedrática que dirigía el grupo al que se había encargado un informe sobre estas calles. "Formó un grupo de trabajo con profesores de su Universidad y decidió no trabajar. Para no hacer el listado de calles, incorporó al grupo a un señor que no es profesor de la Complutense ni tiene un título que se sepa, que se dice a sí mismo historiador, y que había escrito hace cuatro o cinco años un blog con una relación de fascistas", explicó el nieto del escritor.

En esta relación había "250 señores, unos fascistas y otros no, que habían vivido en España durante la época de Franco, lo cual no significa nada, y el criterio era que, cuando el Ayuntamiento dijera el número de calles que quería quitar, cogerían de esa lista las que hicieran falta". A Jardiel Poncela se le acusó de colaborar con la publicidad de Falange en San Sebastián durante 1937, pero Gallud Jardiel, investigador de la obra de su abuelo, no conocía esos textos. "La fuente era la web de la Fundación Francisco Franco, que decía que Jardiel era un franquista inveterado", apuntó el autor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios