El cine Albéniz cierra sus puertas el 28 de febrero

  • El Ayuntamiento fechó el inicio de las obras tras el Festival de Cine, pero la empresa ha decidido "entregar las llaves" antes

Comentarios 16

La supervivencia del Cine Albéniz pasa ahora por un nuevo episodio inesperado. La pasada semana el Ayuntamiento de Málaga (tras hacerse el pasado año con la propiedad de la sala) comunicaba la intención de comenzar las reformas en la sala una vez finalizase el festival de cine, o sea, a partir del 25 de abril. Mientras tanto, su gestión seguía en manos de Cines Alfil, la empresa propietaria del inmueble hasta la expropiación municipal. Pero ayer, uno de sus empleados comunicó a este periódico que "la entrega de llaves" se produciría el próximo 28 de febrero, antes de lo estipulado. A partir de este sábado el Cine Albéniz dejará de proyectar películas.

"Además no tenemos material nuevo para exhibir porque las distribuidoras no nos dan cintas para tan pocos días", explicaron fuentes de la empresa. Se da la circunstancia de que ayer , el director del festival de cine, Carmelo Romero calificó ante los medios de comunicación de "deplorable" la calidad de sonido e imagen de la sala. De ahí que "a partir del próximo 1 de marzo" la organización del festival -añadió- haya decidido entrar "en el cine para "adecentar" el equipo técnico.

Cuando la Gerencia de Urbanismo comience la adaptación del edificio a la normativa vigente, la ciudad de Málaga perderá la única sala de cine en manos privadas y, además, la única que proyectaba cine en versión original. El responsable del festival de cine avanzó además que, las reformas impedirán que se puedan utilizar sus salas para la edición del certamen de 2010. El cine se quedará sin proyecciones, al menos, un año.

En mayo del pasado año el delegado municipal de Cultura, Miguel Briones, explicó que el proyecto que barajaba su Área para el Albéniz una vez que éste pase a la competencia municipal contemplaría el uso de la sala superior como espacio escénico, dedicado a ciclos como el de teatro infantil, mientras que las tres salas de la planta baja mantendrán sus actividades de proyecciones cinematográficas.

La rehabilitación del Albéniz respetará el grado de protección arquitectónica que le otorga el Pepri Centro. Además ampliará su superficie por su extremo sureste, con la construcción de un ámbito polivalente. Ambas actuaciones se realizarán de manera independiente, en dos fases. Este nuevo espacio tendría dos salas multiusos, camerinos, salas de consulta bibliográfica e informática, y salida a una azotea comunicada a la ya existente, desde la que se contempla el entorno monumental del Teatro Romano y la Alcazaba.

Como otros años, el Teatro Cervantes compartirá la proyección de películas del festival, además de con el Albéniz, con el Rectorado y el Teatro Alameda. El auditorio del Museo Picasso se queda este año fuera como espacio fílmico. "Es una sala única y queríamos agrupar las proyecciones para que hubiera una mayor participación", explicó ayer el director del certamen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios